Análisis de la coyuntura económica y perspectivas

Los profesores Toribio y Díaz-Giménez impartieron la sesión "Perspectivas económicas y previsiones"

10/02/2012

Los profesores Juan José Toribio y Javier Díaz-Giménez impartieron ayer en el campus del IESE en Madrid un análisis conjunto de la coyuntura económica actual y perspectivas a medio plazo.

El profesor Díaz-Giménez introdujo su intervención sobre el contexto europeo enmarcándolo en la coyuntura mundial. En este escenario destacó una diagonal de crecimiento que parte en Asia, pasa por África y termina en Latinoamérica. Además, recordó los esperanzadores datos conocidos recientemente en Estados Unidos de aumento del empleo y la cartera de pedidos en el cuarto trimestre.

La coyuntura de la Eurozona

Mientras tanto, la Eurozona se encuentra en una situación de bloqueo. Las 18 cumbres celebradas no han sido suficientes para resolver el problema de la deuda sin despejar la incertidumbre. Para el profesor Díaz-Giménez, existen en la actualidad cuatro grandes riesgos:

  1. La crisis crediticia y de liquidez: se ha solventado contra el principio por el que Europa se había comprometido a mantener una política económica muy rigurosa. Para ganar tiempo, el BCE ha terminado por conceder líneas privilegiadas de liquidez. Una solución que no puede ser permanente.

  2. La quiebra de Grecia: una cuestión inevitable salvo que exista una voluntad política de efectuar un rescate. La quiebra es una posibilidad real y no se soluciona diciendo que el volumen de la deuda que cada país tiene con Grecia es menor de lo que en realidad es. El efecto contagio con respecto a Portugal e Irlanda es claro.

  3. La crisis de la austeridad en España y en Italia: en el caso de España hay un problema grave de liquidez, no tanto de deuda pública porque ésta no es muy alta en comparación con la de otros países, pero el déficit público compromete el escenario macroeconómico y la acción del Gobierno. En el caso de Italia el problema está más asociado a la solvencia debido a la elevada cuantía de su deuda pública.

  4. La competitividad: es una realidad que los países del núcleo central de Europa han sabido gestionar el euro y han logrado superávit mientras que en los países de la periferia ha ocurrido lo contrario. Alemania ha sido capaz de contener sus precios y la mala situación de los países de la periferia le ha favorecido porque evitaba la apreciación de la moneda única. Los suizos por el contrario, al mantener todavía su propia moneda, sí han tenido este tipo de problemas porque su tipo de cambio se ha apreciado.

Entre 1997 y 2010 España ha perdido 23 puntos de competitividad mientras que la media europea ha perdido tan solo 8. Esta carencia se traduce en una dependencia total de financiación exterior.

La situación de España

Por su parte, el profesor Juan José Toribio señaló que la situación de la economía española está determinada por una serie de círculos viciosos: en primer lugar, el crecimiento es bajo, por lo que tiene un alto índice de desempleo y precisamente este nivel de desempleo es el que provoca una disminución del consumo y por tanto dificulta la recuperación del crecimiento. En segundo lugar, el sistema financiero se encuentra en una situación compleja y supone un obstáculo para lograr un mayor crecimiento y un mayor índice de empleabilidad. Todo lo anterior produce un gran déficit público pero la posible solución puede ser contractiva para la economía y eso tampoco ayudará a mejorar el crecimiento y el empleo.

Según el profesor Toribio, abordar esta situación requiere ir más allá de la toma de medidas parciales y provisionales. “La solución pasa por llevar a cabo un programa completo y armónico. Ese es el reto que tenemos. Entre fracasar por no hacer nada y fracasar por intentar hacer algo difícil será mejor intentar hacer algo difícil si con ello podemos dar con la solución”.

Los ejes básicos de la política económica

En lo que se refiere a la consolidación presupuestaria, Juan José Toribio señaló que lograr el recorte de 40.000 millones de euros necesarios para cumplir el compromiso de reducir el déficit al 4,4% del PIB supone un reto verdaderamente complejo para el Gobierno. E insistió en que una de las razones radica en el empeño por renegociar el calendario con la Eurozona cuando con quien tenemos que negociar es con los mercados financieros.

En su intervención, el profesor Toribio hizo un ejercicio de previsión analizando en qué partidas y cómo parece que el Gobierno va a tratar de lograr reducir el déficit: la subida del IRPF, la desgravación por la compra de vivienda (retroactiva), el gravamen a las rentas del capital, algo que, a su juicio, resulta inapropiado si lo que más necesita España en estos momentos es atraer capitales.

La reforma financiera parte de la situación patrimonial de los bancos, un escenario que puede cambiar mucho en función de si el patrimonio se valora al precio actual o al de adquisición. Ninguna de las dos es una opción razonable para el profesor, que apuesta por una solución intermedia que deberá fijar el regulador. Hasta el momento las provisiones realizadas por las entidades bancarias no han sido efectivas porque los mercados no han comprado los bonos emitidos por los bancos españoles.

En un supuesto balance de riesgos a la baja, Juan José Toribio señaló que habría que tener en cuenta la consolidación presupuestaria, el coste del sistema bancario, la debilidad de los mercados de exportación y la incapacidad de la Eurozona para evitar rupturas. Al alza, habría que tener en cuenta una posible solución de la crisis soberana, una consolidación presupuestaria más suave que permita una reducción de la prima de riesgo, los efectos de la expansión monetaria (BCE) y la recuperación de la confianza exterior e interior. Una cuestión clave –señaló- podría ser el resultado de las elecciones en Francia por los cambio de rumbo que pudiera originar una victoria de François Hollande frente a Nicolas Sarkozy.

La semana que viene tendrá lugar en el campus de Barcelona una sesión similar, titulada "Perspectivas económicas: políticas para salir de una crisis", con los profesores Antonio Argandoña, Alfredo Pastor y Xavier Vives.