Estrategias empresariales para la cohesión social

12/04/2011

El profesor Antonio Argandoña convocó la sesión "Estrategias empresariales para la cohesión social en tiempos de crisis", que reunió ayer en el auditorio del campus de Barcelona del IESE a centenar y medio de empresarios y directivos. "En esta mesa tenemos tres iniciativas de integración consolidadas de las que podemos aprender", comentó Antonio Argandoña: el Grup Alimentari de Guissona, la Obra Social de "la Caixa" y la Fundació Raval Solidari. La sesión se organizó en colaboración con la Cátedra "la Caixa" de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo del IESE.

Jaume Alsina, presidente, y Antoni Condal, director de Recursos Humanos del Grup Alimentari de Guissona, presentaron el trabajo realizado durante cincuenta años en esta localidad de la provincia de Lérida, donde "el pueblo es en buena parte el grupo alimentario y el grupo alimentario es el pueblo", localidad de 6.800 habitantes de los cuales 5.000 son inmigrantes, los primeros españoles de otras regiones y posteriormente extranjeros, hasta alcanzar 44 nacionalidades.

¿Qué hacía para integrarlos? De todo. Principalmente con la atención y preocupación personal por cada empleado, y a partir de ahí, procurando resolver sus problemas en la misma cooperativa o trabajando con las administraciones públicas, entidades educativas, etcétera. Desde la acogida inicial, facilitar vivienda, gestoría interna para tramitar los visados, los permisos de residencia, etcétera, formación en idiomas e informática, formación media con módulos profesionales de mecánica y otras especialidades, créditos muy asequibles, igualdad de oportunidades de promoción en la empresa, hasta celebraciones, centro de salud, gimnasio e hidroterapia con una cuota testimonial.

Marc Simón, director del Área de Integración Social de la Fundació "la Caixa", también presentó la actividad de la Fundació en las áreas de educación, empleo, concienciación social, relaciones sociales y salud. Pero siempre centrándose en la persona, en cada persona, en cada uno de los que reciben su atención para resolver sus problemas o para acompañarle de la forma más adecuada para cada uno.

La Fundació "la Caixa" trabaja con más de cien hospitales, 13.000 empresas, 300 instituciones docentes, 20 universidades y 60 centros penitenciarios. Centrados en la persona, trabajando con los diferentes agentes sociales, con profesionalidad y rindiendo cuentas. Procuran innovar y desarrollar modelos que se puedan transferir. Gracias a la inversión constante de 500 millones de euros anuales, pueden afrontar programas de medio y largo plazo que puedan resultar más eficaces. Un factor decisivo para iniciar una línea de acción es que sea sostenible: cuando no está claro si perdurará, la desestiman y seleccionan otra.

Ernest Flaqué, presidente de la Fundación Raval Solidari y Josep Masabeu, presidente de Braval, presentaron el trabajo que desarrolla esta Fundación a través de la Acció Social Montalegre y los centros Braval y Terral. En este complejo barrio de Barcelona, la fundación se ha centrado en los últimos años en la atención familiar primaria, crear espacios comunes de convivencia, procesos de acomodación a la sociedad, el éxito escolar y la inserción laboral. Cuenta con diez personas contratadas, 300 voluntarios en invierno y 160 en verano. Atienden unas 600 familias, es decir, unas 2.000 personas.

Flaqué y Masabeu, como también los otros ponentes, insistieron en la importancia de resolver primero las necesidades básicas de las personas y en atenderlos personalmente. El Braval se ha convertido en un centro de reflexión sobre la inmigración. Se han realizado 48 sesiones de diálogos de expertos y se ha iniciado una colección de libros.