Una mirada a la empresa del 2020

Sesión extraordinaria del Programa de Continuidad

11/03/2011

La empresa del 2020 requiere un modelo mucho más adaptativo, basado en la economía del conocimiento y en una fuerte apuesta por la marca, aunque sin olvidar el papel fundamental de la industria, que también deberá cambiar. Esta fue una de las conclusiones de la sesión del Programa de Continuidad "Construyendo la empresa del 2020", que ha tenido lugar esta mañana en el campus del IESE en Barcelona.

La mesa "Impulsando la innovación y la creación de nuevos proyectos empresariales", moderada por Pedro Nueno, contó con la intervención inicial de Víctor Grífols, presidente de Laboratorios Grífols. "En España hay muy buenas empresas", admitió, subrayando que lo que faltan son "buenos consejeros". El directivo consideró también fundamental la formación continua: "hay que formar al personal de manera constante", aseguró.

Julio Rodríguez (PDG-I-97), presidente de Schneider Europa, puso sobre la mesa las perspectivas en su sector. Consultado sobre el futuro de la industria y algunas previsiones que consideran que ésta desaparecerá en países como el nuestro en favor de la economía del conocimiento, Rodríguez lo consideró "una aberración. No concibo la economía del conocimiento sin la industria", manifestó, aunque no descartó un cambio de modelo, mucho más flexible y obsesionado con la productividad y la innovación para poder competir.

Finalmente, Javier Robles (PDG-I-90), presidente de Danone España, enumeró, a través del ejemplo de su empresa, las claves para poder competir en el futuro: investigación, innovación y comunicación directa, así como presencia en Internet. Pero a todas ellas añadió la más importante: la marca, que "puede ser una clave" para la recuperación. "Somos optimistas respecto al 2020 porque confiamos en la marca y en nuestra gente".

En la anterior mesa, los profesores del IESE Antonio Argandoña, Núria Mas y Alfredo Pastor coincidieron en destacar una serie de problemas que impiden la recuperación de la economía española, como el endeudamiento, la desconfianza generalizada, o la elevada deuda privada. Nuria Mas remarcó la necesidad de una serie de reformas; algunas, como la reforma del mercado laboral, ya se han aprobado, y otras, como la del sistema financiero, ya se están abordando. Aunque, en su opinión, "con poca imaginación".

Por otra parte, Mas consideró fundamental una reforma educativa para mantener el crecimiento del país en el futuro, así como una reforma sanitaria que permita mantener un modelo sostenible. Los tres coincidieron en que hay que hacer muchas reformas, y en cuanto al modo de abordarlas, el profesor Pastor apuntó que "habría que ir escalonando".

Cerró el acto el conseller de Economía de la Generalitat de Catalunya, Andreu Mas-Colell, quien explicó que se espera que Cataluña esté plenamente basada en la economía del conocimiento en 2020, describiendo también alguno de los objetivos a corto plazo, como redirigir las finanzas de la Generalitat. En su opinión, se trata de una oportunidad para reorganizar la administración y mejorar la colaboración público-privada.

La sesión se pudo seguir en directo por Twitter, a través del hashtag#iese2020.