Siete razones por las que la ética es necesaria en la dirección de empresas

Sesión del Programa de Continuidad con Prof. Domènec Melé

25/11/2011

¿Por qué la ética es necesaria para una buena dirección empresarial? Por siete razones de peso que se resumen en una sola: la ética embebe la práctica directiva, es parte intrínseca de la misma, y la anomalía es que no se tenga en cuenta. Pero siempre está presente. Así lo afirmó ayer el profesor del IESE Domènec Melé en una sesión del Programa de Continuidad enmarcada en el ciclo "Ética y responsabilidad empresarial".

"¿Qué es la dirección de empresas?", se preguntó el profesor. "Una mezcla de arte, oficio y ciencia bajo las que subyace el ethos, es decir, las ideas y valores directrices que nos guían en nuestras decisiones y prácticas de liderazgo".

Las siete razones de peso, más bien "consecuencias deseables" de la dirección de empresas ética son, según el profesor Melé, las siguientes:

  1. Humaniza la empresa

  2. Genera confianza (sin confianza, no hay negocio posible)

  3. Fomenta la lealtad

  4. Favorece la aceptación social

  5. Refuerza los hábitos morales

  6. Fomenta la responsabilidad

  7. Inciden en la reputación y las buenas relaciones.

En el turno de preguntas se planteó cuál debe ser la aplicación práctica de estos principios. "La ética no se puede transformar en algo mecánico", explicó el profesor. "Se pueden crear códigos de conducta, se puede formar al personal de la empresa, pero eso no es suficiente. El directivo debe llevar incorporada la ética".

La exposición de estos argumentos fue un anticipo de los contenidos del próximo libro de Domènec Melé, "Management Ethics", que se publicará a principios de 2012 en inglés, y a finales de ese año en su versión castellana.