El sistema sanitario español exige un nuevo modelo más eficiente

XVIII Encuentro del Sector Sanitario

26/10/2011

Eficiencia, corresponsabilidad del paciente y del personal clínico, mayor inversión y mejor gestión de los recursos son los ejes en los que debe sustentarse la inminente reforma del modelo sanitario español, exigida por los líderes del sector y asegurada por las administraciones autonómicas. El XVIII Encuentro del Sector Sanitario, celebrado entre ayer y hoy en el campus del IESE en Barcelona bajo el lema "Hacia un cambio de modelo", ha servido para poner sobre la mesa las medidas que debería incluir esta reforma. Dirigieron el encuentro los profesores Núria Mas y Pedro Nueno, y la investigadora asociada Rosa M. Fité.

"La sostenibilidad del sistema de salud vendrá de la reorganización de la prestación, no solo de más financiación", recalcó el consejero de salud del País Vasco, Javier Rafael Bengoa, quien aboga por alejarse del modelo único y pensar en modelos locales y regionales. Asimismo, se mostró partidario de hacer partícipe al personal clínico del cambio de modelo y de devolver responsabilidad al paciente.

En la misma línea se expresó Pedro Llorente, director general de Gestión Económica y de Compras de Productos Sanitarios y Farmacéuticos en el Servicio Madrileño de Salud, quien criticó la abrumadora cantidad de gastos superfluos y reafirmó que el sistema "requiere reformas profundas". Josep Prat, presidente del Institut Català de la Salut, afirmó que la crisis económica se suma a la crisis de paradigmas que ya arrastraba el sistema sanitario. "Se corre el riesgo de que las medidas de ajuste se tomen como nuevos paradigmas, cuando en realidad son medidas coyunturales con fecha de caducidad", afirmó. En su opinión, el fallo es estructural y es necesario abordar este tipo de medidas e ir configurando los nuevos paradigmas.

Por su parte, el conseller de Salud de la Generalitat de Catalunya, Boi Ruiz, consideró que "no es posible continuar sin una nueva y mayor aportación económica" una necesidad prioritaria a corto plazo. El conseller también destacó que estos recursos no deben ser la piedra angular del sistema, que requiere de reformas estructurales profundas para sostenerse a largo plazo, y anunció que la Conselleria presentará un plan para aplicar estas reformas antes de Navidad.

En el panel de la industria farmacéutica, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, advirtió: "hemos llegado a una situación límite, a este sector no se le puede exprimir más. La industria farmacéutica necesita un plan de viabilidad que permita recuperar la senda del crecimiento". Luis García Bahamonte, director general de Abbott Diagnostics, destacó que el diagnóstico precoz y la medicina personalizada son herramientas básicas para evitar gastos innecesarios: "el diagnóstico es una de las pocas áreas de la sanidad en las que se puede ahorrar gastando más y mejor". Hugo Villegas, director general de Johnson & Johnson Medical Iberia, valoró positivamente la convergencia entre sectores (farmacéutico, tecnología sanitaria...) que permite un encuentro como este, y sentenció: "es la hora y la era de la eficiencia".