España es más competitiva, pero no tanto

Se presenta el Global Competitiveness Report 2011-2012

08/09/2011

España ha mejorado ligeramente su competitividad: ha pasado del puesto 42 al 36 en el ranking de competitividad "The Global Competitiveness Report 2011-2012", que se hizo público ayer y que elabora cada año el World Economic Forum. Aun así, España no logra acercarse al 29º puesto que alcanzó en 2009. El IESE, a través del International Center for Competitiveness, es el socio español de este informe, que analiza y compara la competitividad de todos los países del mundo.

Según explica la investigadora asociada María Luisa Blázquez, que ha elaborado los datos españoles junto al asistente de investigación Enrique de Diego y el profesor Antoni Subirè, "España ha subido en algunos pilares, pero no en otros. Ha mejorado en instituciones, infraestructuras, salud e innovación, y ha empeorado en los aspectos macroeconómicos, financieros y laborales".

La nota global española aumenta muy ligeramente respecto a la del año pasado, manteniéndose alrededor de 4,5, por lo que el ascenso en el ranking se debe más al empeoramiento de otros países que a méritos propios. Para mejorar, España "debería compararse con los países fuertes en innovación, y esforzarse especialmente en los aspectos laborales, macroeconómicos y financieros", indica María Luisa Blázquez.

Suiza, Singapur y Suecia siguen siendo los países más competitivos del mundo

En las posiciones de cabeza hay pocos cambios: Suiza se mantiene en el número 1, y Singapur le gana el 2º puesto a Suecia. Le siguen Finlandia, que sube del 7º al 4º, y Estados Unidos, que baja del 4º al 5º.

En general, los resultados muestran que si bien la competitividad de las economías avanzadas se ha estancado en los últimos años, en muchos países emergentes ha mejorado, lo que indica una época de transición de la actividad económica.

Más información