Financiando la iniciativa emprendedora

22/06/2012

El profesor Alberto Fernández Terricabras, director de FINAVES, moderó la sesión del Programa de continuidad “A la búsqueda de financiación: opciones para el emprendedor”, enmarcada en el Ciclo de Iniciativa Emprendedora. La conferencia tuvo lugar los días 18 y 21 de junio en los campus del IESE en Barcelona y Madrid, respectivamente, y contó con las ponencias de Antoni Giralt, presidente del Mercado Alternativo Bursátil; Oscar Farrés María, investment manager en Caixa Capital Risc; e Isidoro Sánchez, inversor privado.

El profesor Alberto Fernández introdujo a los ponentes y presentó los distintos estadios de la empresa, así como las fuentes de financiación adecuadas para cada uno de ellos. Asimismo, repasó conceptos como business angels o el papel de los inversores privados.

En la sesión de Barcelona surgieron dos alternativas de financiación para las start-up: el capital riesgo y el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Sobre el capital riesgo habló Oscar Farrés, quien ofreció recomendaciones para los emprendedores.

“La ejecución, y no la idea, es determinante”, manifestó. A continuación, expuso los criterios básicos a los que atienden a la hora de seleccionar proyectos. Subrayó que los datos convencen más que las palabras, y que no hay que empeñarse en ser pionero. Asimismo, recomendó una proposición de valor clara e innovadora, realizar un análisis bottom-up del mercado, contar con un equipo heterogéneo y apasionado, construir un modelo de negocio consistente y capaz de adaptarse a un rápido crecimiento o estar siempre preparado para vender.

“Es imprescindible valorar si el modelo de negocio aguantará el empuje del capital riesgo y si el emprendedor desea tener el mando de la empresa siempre, ser consciente de que no se está solo al cargo de la empresa y, sobre todo, llamar a tantas puertas como sea posible”, concluyó.

“Las MAB ofrecen la posibilidad de invertir en empresas que antes no podíamos porque las no están representadas en la bolsa”, definió Antoni Giralt. El MAB consiste en un mercado de valores dedicado a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con una regulación a medida, diseñada específicamente para ellas, y unos costes y procesos adaptados a sus características.

En julio de 2009 comenzaron sus operaciones, y en la actualidad cuenta con 21 empresas. “¿Por qué creemos que es importante para la economía española?”, se preguntó Giralt. La razón es sencilla: las pymes en España suponen el 80% del empleo, dos tercios del PIB y el 99% de la empresa del país.

El presidente del MAB apuntó algunos de los requisitos necesarios para participar, como el hecho de ser sociedades anónimas españolas o extranjeras sobre una base que ya esté funcionando y que se puedan mantener con el estándar contable que tenían. No exigen tamaño máximo ni mínimo ni tampoco beneficios o antigüedad, pero sí ingresos.