Una buena noticia puede cambiarlo todo

14/06/2012

SPSP572_MEI1_IESE_042630

“Nos estamos ahogando en un vaso de agua. Es verdad que en esta ocasión el vaso es grande, pero tenemos la capacidad para salir de él. Una buena noticia puede cambiarlo todo en cualquier momento”, concluyó Albert Carreras, secretario de Economía y Finanzas de la Generalitat de Catalunya, en la clausura del XII Coloquio Servicio Público-Gestión Privada, que llevaba por lema “Políticas Públicas para la Reactivación” y ha tenido lugar esta mañana en Barcelona organizado por el Public-Private Sector Research Center del IESE y coordinado por Joaquim Triadú y el profesor Xavier Vives. “Los momentos malos tienen su parte positiva, tan solo hay que darse cuenta del momento en que la situación cambia… y estamos a punto de ello”, abundó el secretario del gobierno catalán.

El coloquio contó con tres mesas redondas que trataron la Competividad, la Austeridad, crecimiento y financiación, y por último, las Reformas necesarias para la economía española en general.

Competitividad

En la primera mesa, Joan Sureda, director general de Industria de la Generalitat de Catalunya, destacó que el camino hacia la competitividad es uno: conocimiento, excelencia y globalización. Sureda presentó el plan de actuaciones industriales y empresariales del gobierno catalán, en el que destacan, entre otras intervenciones, una nueva red de centros tecnológicos, la creación de una red de aceleradores empresariales de Catalunya Activa, y un nuevo programa de formación profesional. Antonio Zabalza, presidente de Ercros, se preguntó por su parte por qué ha aumentado en los últimos tiempos la productividad española; la razón es muy sencilla: la productividad de un país es la riqueza que éste genera dividida por el número de trabajadores… y la caída de la ocupación ha sido bastante más fuerte que la caída del PIB, lo que da como resultado un aumento de la productividad un tanto artificial. Por último, Javier Faus, presidente de Meridia Capital, fue menos técnico, y aseguró que para ser competitivo, esto es, para ser mejor que los otros, lo que hay que hacer es tener ganas de ganar, ser excelentes, y ejercer un liderazgo fuerte.

Austeridad, crecimiento y financiación

Se reúnen un economista keynesiano, un alemán, un político del PP y un economista razonable, explicó a modo de chiste José Ramón Montalvo, profesor de la Universitat Pompeu Fabra, para inaugurar la segunda mesa redonda, Austeridad, crecimiento y financiación. El economista keynesiano diría que, para volver a crecer, necesitamos más gasto público. Un alemán señalaría que el problema es el exceso de deuda, y que la única vía es recortar. Un político del PP querría expandir la economía, pero ahora a España los mercados no le prestan dinero. Un economista razonable, en cambio, hará un cálculo sobre qué pesa más, si lo que perdemos hoy con los recortes o lo que ganaremos en un futuro, y aconsejará actuar en consecuencia.

Otro profesor, el catedrático de la Universidad de Barcelona Germà Bel, señaló que la integración económica europea será un camino de espinas mientras los países se resistan a ceder soberanía, y el consejero delegado de Banco de Sabadell, propuso reestructurar el sistema bancario español.

Reformas   

La última mesa redonda del Coloquio reunió a Ramon Bonastre, director general de Relaciones Laborales y Calidad en el Trabajo de la Generalitat de Catalunya, y a Constantí Serrallonga, gerente municipal del Ayuntamiento de Barcelona, que expusieron su visión sobre las reformas. La reforma laboral, por ejemplo, “es una oportunidad que puede ser positiva para cambiar el modelo de las relaciones laborales”, indicó Bonastre. Por otro lado, las reformas que quiere llevar a cabo el Ayuntamiento de Barcelona tienen la voluntad de ofrecer servicios básicos para la ciudadanía, promover un crecimiento urbanístico ordenado y promover la actividad económica de la ciudad, explicó Constantí Serrallonga. Siempre con una colaboración entre el sector público y el privado que debe ser win-win-win: que gane la Administración, que gane el sector privado, y que gane también el ciudadano.

La crisis actual debería, en este sentido, servir de catalizador para emprender 10 reformas estructurales muy necesarias que el profesor Xavier Vives presentó hace un tiempo, que recordó esta mañana, y que hoy siguen siendo perfectamente válidas. Puede leerlas aquí.