Un apoyo incondicional

29/05/2012

El director general del IESE, Jordi Canals, inauguró la XXV Reunión Anual de Empresas Patrono, Cátedras y Centros de Investigación del IESE, que tuvo lugar el 24 de mayo en el campus de Madrid, recordando a los invitados que “aprendemos mucho de vuestras reflexiones y sugerencias”. También agradeció la labor de las empresas patrono especialmente porque “a pesar de las circunstancias particulares que vive la economía española y las empresas que operan aquí, nos seguís apoyando, estáis cerca del IESE”.

Seguidamente, se presentaron a las nuevas empresas patrono, “amigas e inspiradoras de muchos proyectos del IESE”: Altair Management Consultants, Coaliment Granollers, Estates & Wines de Moët Hennessy Wine Division, GFT Group, Grupo Logista, Kellog’s España, Mango, Mutua Madrileña, Swarovski. Asimismo, se presentó la nueva Cátedra de Eurest, Compass Group. Posteriormente, el profesor Canals repasó la situación económica actual y las perspectivas de futuro invitando a la “esperanza.

A continuación, el profesor del IESE Juan José Toribio impartió la conferencia “Las reformas necesarias”, en la que destacó los que deberían ser los dos pilares para la recuperación económica a nivel nacional: un incremento de la productividad y un incremento de la competitividad.

El profesor enumeró una serie de factores, políticas e instituciones que son cruciales para generar competitividad según el Global Competitiveness Index del World Economic Forum: la calidad de las instituciones, la calidad de las infraestructuras, la buena salud del entorno macroeconómico, la educación primaria y la salud. También citó la eficiencia en los mercados de bienes, la eficiencia en el mercado de trabajo, el desarrollo del mercado financiero, la aptitud para generar nuevas tecnologías, la amplitud del mercado, y la calidad de los negocios.

Finalmente tomó la palabra el profesor Josep Valor, cuya conferencia llevaba por título “Redes sociales y empresa”. En la conferencia, desmenuzó el funcionamiento de las principales redes sociales, principalmente Facebook, y sus implicaciones para las empresas. “El cambio tecnológico implica un cambio social”, manifestó, añadiendo que “la sociedad está adoptando la tecnología primero, y las empresas van a remolque”. Asimismo, advirtió del peligro de no saber gestionar el exceso de tecnología.