Una sociedad más emprendedora

Don Felipe de Borbón preside el acto central de la GEW 2012

16/11/2012

20121115 Centros_MAD_EIC_Gew_7418_MEI1_IESE_065557

“El espíritu emprendedor es sinónimo de creatividad y de oportunidades; y de que asegura un camino certero hacia el empleo y la creación de riqueza. Lo cual garantiza, como todos sabemos, un aumento del bienestar y así un mejor futuro para nuestro país”. Estas palabras las pronunció el Príncipe don Felipe de Borbón en el campus del IESE en Madrid, donde ayer presidió el acto central de la Global Entrepreneurship Week (GEW), que en España organiza y coordina el IESE.

El Príncipe de Asturias hizo hincapié en que el espíritu emprendedor y los valores que lleva consigo, como “la capacidad de asumir riesgos, de innovar y de contribuir al bien común de la sociedad”, resultan absolutamente necesarios “para afrontar los retos de la competitividad y el progreso social a los que se enfrenta nuestro país”. Para Don Felipe, es preciso que los empresarios y emprendedores de éxito tengan una “visibilidad adecuada” ya que así podrán servir como “modelos de emulación” e inspirarán a los jóvenes españoles “en lo mejor de su dinamismo y creatividad”.
 
“Las sociedades más dinámicas del mundo y con mayor capacidad de hacer frente a los desafíos de la nueva economía global son aquellas que saben crear un entorno institucional y de valores que fomenten la actividad empresarial”, añadió el Príncipe de Asturias. Y cifró en tres los pilares sobre los que se sustenta la actividad emprendedora: “la innovación, la iniciativa y el compromiso”.
 
Durante su discurso, Don Felipe de Borbón señaló a la educación como el “aspecto fundamental” sobre el que trabajar e impulsar el emprendimiento. Pese a los esfuerzos y los resultados logrados en este campo, el Príncipe recordó que todavía “queda mucho camino por recorrer para salir de la actual crisis económica”. “El mejor futuro de España pasa por una sociedad más emprendedora. Esa es nuestra responsabilidad: contribuir a crear una sociedad más ágil y más conectada con las tendencias mundiales;  más consciente de nuestras fortalezas y virtudes. En definitiva, más volcada hacia el futuro y más próspera en todos los sentidos”, incidió. 
 
Reconocimiento al IESE
El Príncipe de Asturias tuvo también palabras de reconocimiento y elogio a la labor del IESE por su contribución en el terreno del emprendimiento. “Desde el IESE habéis entendido siempre que el emprendimiento crece y se perfecciona a través de una formación que aborda diversas facetas, desde las más técnicas hasta las más centradas en los principios y en los sentimientos”, remarcó. Y agradeció que la GEW 2012 suponga “una forma de abrirse al mundo”, ya que esto es “una necesidad en una economía cada vez más internacionalizada y globalizada como la nuestra”. “España, gracias al esfuerzo realizado desde 2008 por el IESE, es uno de los países líderes de este movimiento”, se felicitó Don Felipe.
 
Antes de intervenir en este evento, el Príncipe Felipe participó en una reunión de brainstorming con emprendedores y profesores del IESE sobre cómo acelerar la iniciativa emprendedora en España.

Por su parte, el director general del IESE, Jordi Canals, insistió en que la iniciativa emprendedora “es uno de los motores de las sociedades dinámicas”. “Los retos de la globalización han supuesto un cambio de escenario en la UE y en España. En este nuevo marco, son necesarias las políticas de contención del gasto pero además se debe establecer un escenario que estimule el crecimiento”, reflexionó.

En este sentido, Canals afirmó que los emprendedores “nacen, pero también se hacen”. Y recordó que el 30% de los alumnos que terminan un MBA en el IESE se embarcan en una aventura emprendedora en un plazo de siete años. “Estamos ante un reto adicional: conseguir que esta necesidad que tenemos de emprendedores se convierta en una oportunidad para nuestro país”, señaló el profesor Canals. Para ello, una condición esencial es “la educación en este campo”. “Solo así una sociedad podrá hacer frente a los retos derivados de la globalización y a la generación de oportunidades profesionales de las nuevas generaciones”.
 
En la misma línea se manifestó Mathieu Carenzo, director de la Global Entrepreneurship Week, quien aseguró que los tres pilares de esta iniciativa son integrar a todos los agentes del círculo virtuoso de la iniciativa emprendedora, poner de relieve los valores de los emprendedores y reconocer su trayectoria para convertirlos en modelos de la sociedad. 
 
“Actitud contagiosa”
Por último, el embajador de la GEW 2012, el emprendedor Lucas Carné, explicó que el emprendimiento es una actitud “que se contagia”. “La única forma de crear empleo y prosperidad es generando beneficios empresariales con empresas que tengan éxito. Y el contagio es la única forma de plantar semillas”, proclamó.
 
El profesor y director del IESE en Madrid, Francisco Iniesta, moderó el panel “Cómo acelerar la iniciativa emprendedora en España”, que contó con las intervenciones de cinco importantes emprendedores: María del Pino Velázquez (Unísono), Timo Büetefisch (Cooltra), Antonio González-Barros (Intercom), Catalina Hoffmann (Vitalia centros de Día) y Josep Lluís Sanfeliu (Ysios Capital). Estos cinco empresarios explicaron al auditorio sus experiencias a la hora de crear sus respectivas empresas y animaron a los asistentes a la conferencia a poner en marcha sus proyectos emprendedores.