Nestlé: por delante de la competencia

José López se dirige a los alumnos del MBA

23/04/2013

José López

A José López, vicepresidente ejecutivo y director de Operaciones de Nestlé, le gusta decir que “si algo va mal en Nestlé, él es el responsable”. Y es que, en el mundo digital de hoy, un solo error puede tener unos costes enormes, porque las quejas de los clientes quedan en Internet para siempre. José López se dirigió el pasado lunes a los alumnos del MBA del IESE, en el campus de Barcelona, con la presentación “Managing the Supply Chain in a Global Company: The Case of Nestlé” (Dirigir la cadena de suministro en una empresa global: el caso de Nestlé), dentro de las Global Leadership Series del MBA del IESE.
 
“Si alguna vez ha sido el momento de aspirar a aquello de ‘cero defectos, cero accidentes, cero pérdidas’, es ahora”, afirmaba López en su intervención, y por ello se reúne a diario con el director de Calidad y con el equipo de Aceleración Digital de Nestlé, para estar siempre informado de la opinión de los clientes.
 
Según López, es preferible ser el que genera las brechas con la competencia dentro de la cadena de valor, en lugar de optar por la táctica generalizada de ir cerrando las brechas que generan los demás, persiguiendo a la competencia: “Yo creo que es mucho mejor abrir brechas” y Nestlé lo hace centrándose en las llamadas tres “c”: consumidores (tenerlos encantados); competencia (sacarle ventaja competitiva) y cumplimiento (optar por la excelencia).
 
Se trató también en la charla el tema de la responsabilidad social corporativa, y López explicó que Nestlé hace hincapié en el desarrollo rural, el agua y la nutrición. Se han elegido estas tres áreas porque son problemas globales que Nestlé, que aspira a ser una empresa líder en nutrición, salud y bienestar, puede plantearse con garantías.
 
Otro de los temas que López abordó en su intervención es la actual confusión sobre crear valor y crear riqueza. En ese sentido, contó que en un reciente viaje a Londres se reunió con representantes de start-ups y vio claro que los empresarios se enmarcan en dos categorías: los que de verdad buscan crear valor para el cliente y los que se centran en el éxito lucrativo en un futuro próximo. Veamos sus palabras: “En Nestlé la creación  de valor conlleva trabajo, no solo dinero. Queremos crear un modelo de negocio sostenible y eso se logra haciendo que los trabajadores de Nestlé de todo el mundo se impliquen intelectualmente pero sin dejar de lado el corazón: esa es manera de que la empresa pueda seguir siendo un motor de desarrollo y prosperidad”.
 
López afirmó también que las “economías de escala están sobredimensionadas”. Nestlé trabaja con unos 690.000 agricultores y ganaderos, muchos de ellos en mercados emergentes. De hecho, para López, Nestlé podría ser como un “Hércules que se encuentra con Buda”. Por ejemplo, en los nueve años que trabajó para Nestlé en Japón aprendió mucho sobre sostenibilidad, pues allí la materia prima escasea y “los derroches no son una opción”.