“La sanidad es un gran activo en España”

Núria Mas aboga por un sistema sanitario sostenible

29/04/2013

Núria Mas

En un contexto de crisis profunda en las economías occidentales, la sanidad, uno de los pilares del actual Estado del Bienestar, está en el punto de mira. El sistema sanitario se ha erigido en una cuestión clave para los países avanzados, especialmente ahora, cuando se están enfrentando a profundos cambios económicos, presupuestarios y sociales. ¿Es sostenible el sistema sanitario actual? Dentro de tres décadas, ¿podrá asumir el Estado un Sistema Nacional de Salud como el que hemos conocido hasta ahora?

Sobre este tema trató la sesión del Programa de Continuidad ‘Repensando el sistema sanitario en el contexto económico actual. ¿Qué podemos aprender de experiencias internacionales?’, impartida el 25 de abril por la profesora del IESE Núria Mas en el campus de Madrid y organizada por la Agrupación de antiguos alumnos del IESE. "¿Cómo vamos a poder ofrecer calidad en la salud a una población creciente y a un coste que hoy no nos podemos permitir?", se preguntó la ponente. En su opinión, los parches y las soluciones parciales no sirven de nada, ya que se trata de un "reto estructural" sometido a enormes "presiones financieras".

"A medida que el PIB per cápita de un país aumenta, sus habitantes desean gastar una mayor parte de su renta en salud", sostuvo la profesora Mas. Esto es extrapolable a todos los países del mundo, incluidos los emergentes, que son quienes pilotan el crecimiento económico mundial. Pero, ¿qué pasa en los países occidentales, incluida España? Pues que los recursos disponibles tendrán que competir con las pensiones. A esto se le debe sumar un envejecimiento de la población, que cada vez vive más años.

Asumir el debate

Pese a las dificultades, esta experta no lo dudó. "La sanidad", dijo, "es un gran activo en España. Es un sector que dominamos y que podríamos exportar fuera de nuestro país". No obstante, para la profesora Mas la única solución posible pasa por "repensar el sistema sanitario". "Es necesario abrir este debate y aceptar que se puede hablar del tema", insistió.

Esta experta considera que soluciones parciales como los recortes, el copago y la revisión de la cartera de servicios del sistema público de salud no sirven para solventar este reto estructural. "Lo primero que debemos hacer es buscar espacios donde mejorar, y a partir de aquí, entender qué funciona y por qué. No se trata de cortar por lo sano. Entender el proceso es fundamental, y hay que empezar cuanto antes", reflexionó.

Su conclusión es clara: la única manera de avanzar y de mejorar es accediendo a la mayor cantidad de información posible. "No podemos mejorar si no sabemos por qué no funciona", remachó. Durante la sesión, ofreció un dato revelador. Un informe del Institute of Medicine de EEUU demostró que el 30% del gasto en sanidad no repercute en la mejora de la salud de los pacientes.

Una vez localizados los puntos a mejorar, la profesora Mas abogó por empezar a actuar "por donde importa", como por ejemplo, con el cuidado de los pacientes crónicos. Este grupo de enfermos supera hasta el 80% del gasto total sanitario en EEUU y Europa. Otros factores imprescindibles en esta especie de hoja de ruta son la transparencia e información, así como la necesidad de involucrar a los pacientes en temas de prevención y de autogestión de su enfermedad. "Debemos estar todos involucrados en este debate: ciudadanos, médicos, farmacéuticos, políticos… Sólo así podremos encontrar soluciones a la sostenibilidad del sistema", aseguró.