Una transformación segura

III Encuentro del Sector Seguros en el IESE

26/04/2013

"Los seguros son un pilar fundamental de la economía, y además han soportado muy bien las sacudidas de la crisis. Eso sí, en cinco años, el sector será muy diferente a como es hoy y en el camino habrá vencedores y perdedores", avanzó el presidente de Ernst&Young, José Miguel Andrés, en el III Encuentro del Sector Seguros, celebrado el 24 de abril en el campus del IESE en Madrid. El evento, dirigido por el profesor Jorge Soley, fue coorganizado por el CIF-Center for International Finance del IESE y Ernst&Young.

El descenso del gasto en los hogares ha influido directamente en el sector de los seguros pero, pese a ello, "superaron el 2012 más o menos bien", afirmó la secretaria general de UNESPA, María Aránzazu del Valle. "Estamos en un momento crucial. En general, el sector lo está haciendo bien y gana dinero, pero ha tenido que ajustar mucho sus márgenes", sostuvo. De cara al 2013, avanzó que las aseguradoras confían en aumentar su negocio en torno al 3% gracias, sobre todo, al aumento de los seguros de vida. Esta rama, junto a los seguros de salud, han sido las que mejor han capeado el temporal.
Los desafíos del sector

Para el profesor del IESE Jorge Soley existen tres desafíos que los seguros deben acometer en el futuro: el envejecimiento de la población, convivir en un entorno de tipos de interés bajo y ejercer una gestión eficaz.

"El sistema actual de pensiones público es inviable. Deben tomarse una serie de medidas impopulares y que tendrán un coste social importante, pero no habrá más remedio que hacerlo", dijo.

En este sentido, el profesor Javier Díaz Giménez abogó por separar completamente las pensiones mínimas de las contributivas. "Las pensiones mínimas deben entenderse como una expresión de nuestra solidaridad con los mayores. Han de financiarse con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y deben estar fijadas a partir de un umbral de renta y del patrimonio de sus preceptores", expuso.

El profesor recordó que, en los últimos 27 años, el sistema de pensiones en España ha sufrido ya seis reformas, "todas enfocadas a reducir la cuantía de la pensión pública". Y señaló que ni siquiera un hipotético crecimiento de la economía sería una posible solución a esta cuestión.

Cuidar al asegurado

Miguel Ángel Zarandona, director de Gerencia de Riesgos y Seguros de El Corte Inglés, sostuvo que "no encontraremos lo que buscamos sin ofrecer calidad, sin generar confianza o sin aportar estabilidad ni continuidad". El ponente recordó que es en el momento de la verdad cuando se ve el afianzamiento de la relación entre asegurado y asegurador.

"Debemos gestionar riesgos sin olvidar que es necesario aportar valor al cliente. Debemos dar soluciones ante la demanda de garantías de rentas. Hemos de aportar experiencia en la gestión de compromisos de rentabilidad a largo plazo y ofrecer la capacidad de complementar las pensiones públicas", añadió en su turno el subdirector general económico-financiero de VidaCaixa Grupo, Jordi Arenillas.

Los retos de las empresas

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, reconoció que la apuesta por la internacionalización ha fortalecido el crecimiento de su compañía, elevando el peso del negocio exterior hasta el 63%. "Hemos multiplicado nuestro tamaño por diez en los últimos 20 años", apuntó.

Las claves del éxito de Mapfre descansan, en su opinión, en la apuesta por Latinoamérica, en la diversificación del negocio, en la flexibilidad para adaptarse a los mercados locales y en la mejora de la eficiencia, entre otros aspectos.

El consejero delegado de Zurich España, Julián López Zaballos, explicó que "la misión de Zurich es ayudar a los clientes a entender sus riesgos y protegerlos". Esta compañía administra sus riesgos mediante una gestión integral para proteger su base de capital, reforzar la creación de valor y defender la reputación y la marca.

El presidente de Pelayo Mutua, José Boada, afirmó que "el sector tiende, en los últimos años, hacia la concentración. Los diez primeros grupos aseguradores copan el 76% y el 63% del negocio en vida y no vida, respectivamente". Esos diez grupos, además, fueron los que tuvieron más crecimiento y rentabilidad. "Las compañías que son muy especialistas en determinadas actividades están teniendo mejor comportamiento que el resto", prosiguió.

En su opinión, la tendencia en las compañías aseguradoras es ir hacia negocios de mayor tamaño, "pero el riesgo es que los errores que se cometan también sean más grandes". "Lo que realmente importa es ser capaces de aportar algo diferente al cliente, independientemente del tamaño. Ese valor diferencial es la clave", concluyó.

Iñaki Ereño, CEO del Grupo Sanitas, reconoció que ser una compañía grande es algo que les ha ayudado en su negocio. "El tamaño permite a Sanitas ofrecer un modelo de negocio único en el ámbito de la salud. Así hemos podido mantener el crecimiento en entornos adversos", admitió Ereño.

Por último, Jaime Kirkpatrick, CEO de AEGON, señaló que "la capacidad de adaptación y la especialización" son factores más importantes que el tamaño de la empresa. Kirkpatrick expuso el caso de AEGON, una compañía aseguradora especializada exclusivamente en seguros de vida que tuvo que reinventarse dos veces en menos de diez años debido, entre otras cosas, a la desaparición del modelo de las cajas de ahorro. "Somos una compañía pequeña pero muy dinámica en la generación de negocio", resumió.

El encuentro contó también con la intervinieron de la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía, María Flavia Rodríguez-Ponga; el director general de CASER, Ignacio Eyries; el director general del Consorcio de Compensación de Seguros, Sergio Álvarez Camiña; el director de Riesgos Patrimoniales de ENDESA, Juan Rincón; el gerente de Riesgos Corporativos de Ferrovial, Daniel San Millán; y los profesores del IESE, José Luis Suárez y Juan José Toribio.