Fallece el profesor Rodríguez Porras

Ayudó a descubrir el lado humano de la empresa

03/12/2013

José María Rodríguez Porras

El 22 de noviembre falleció en Barcelona el profesor José Maria Rodríguez Porras a los 80 años de edad. El profesor Rodríguez Porras se incorporó al IESE en el año 1961 y se jubiló como profesor ordinario del Departamento de Dirección de Personas en la Organización en el año 2003. “Durante sus años de servicio en el IESE, José Mª realizó un destacado trabajo académico como magnífico profesor en los diversos programas del IESE, escribió numerosos libros y casos -algunos de los cuales tuvieron un amplio reconocimiento internacional-, sirvió al IESE generosamente y con eficacia en diversas responsabilidades directivas, y fue un consultor de diversas empresas muy relevantes en sus sectores”, escribía el profesor Jordi Canals. Para Nuria Chinchilla, colega del departamento, el gran legado de José María ha sido el ayudar a sus alumnos a “descubrir el lado humano de la empresa, les ha traspasado la ilusión por las relaciones interpersonales”.

Tanto en sus clases como en sus artículos, el profesor Rodríguez Porras se apoyaba en una de sus grandes aficiones: el cine. Así, en el discurso que siguió a la entrega de las Medallas de Plata de la Universidad de Navarra, en 1986, se sirvió de algunos títulos para describir su historia en el IESE. “Mis primeros años fueron algo así como ‘La conquista del oeste’, todos hicimos de todo”. O: “Después han pasado muchas cosas que se sintetizan en ‘Misión imposible’, ‘Solo ante el peligro’ e ‘Indiana Jones’.”

Entrevistado en la revista de Antiguos Alumnos del IESE el año de su jubilación comentaba “he disfrutado de tres cosas: de mucha autonomía, de recursos generosos y del afecto de mucha gente. Esto último no es corriente. El ambiente de camaradería y afabilidad del IESE no es habitual, ni siquiera en otras universidades. En el IESE he recibido desde el principio un trato acogedor y he oído hablar bien de los demás con mucha frecuencia. Éste es uno de los activos del IESE.”

Jordi Canals recordaba que “José Mª fue una extraordinaria persona y un gran ciudadano del IESE. Quienes hemos tenido el privilegio de conocerle, recordamos su trato afable, sencillo y acogedor, su capacidad de escuchar y atender a todas las personas, sus deseos de aprender de todos, y su gran afán de servicio al IESE y a cada persona. Todos le recordaremos siempre como un gran profesor. Con su personalidad, nos deja un estupendo ejemplo de profesionalidad y entrega a la escuela, a sus alumnos y a los antiguos alumnos.”