Lo difícil no es llegar a la cima, sino bajar sanos y salvos

Lecciones de liderazgo con el CEO de General Cable Europa

08/02/2013

Cable_MEI1_IESE_075915

“El trabajo del directivo va más allá de la gestión: debe transformar la compañía”, ha afirmado Emmanuel Sabonnadière, CEO y presidente de General Cable Europa y Mediterráneo durante la Global Leadership Series del EMBA que ha tenido lugar hoy en el campus del IESE en Barcelona. Sabonnadière ha añadido que un buen directivo tiene que tener corazón, valentía y cerebro. Y haciendo un símil con el montañismo, ha asegurado que lo difícil no es “llegar a la cima, sino que todos bajen sanos y salvos”.

El presidente de General Cable Europa ha explicado durante la sesión que su compañía sigue considerando a Europa como un mercado clave, a pesar de los costes que comportan los diferentes regímenes fiscales comunitarios. En cuanto al suministro de la energía europea, la energía solar tendrá cada vez una mayor presencia. Además, a pesar de la creciente tendencia a lo inalámbrico, la industria del cable seguirá en aumento, y ha citado el mercado de las turbinas eólicas como uno de los campos de mayor crecimiento.

General Cable apuesta por su desarrollo en países con un elevado índice de natalidad y con infraestructuras eléctricas con potencial de mejora. El uso de coches eléctricos, por ejemplo, experimentará un rápido crecimiento en las zonas con alta densidad demográfica y, además, la gran cantidad de energía almacenada en los vehículos eléctricos durante la noche puede cambiar los modelos de distribución de la electricidad. En palabras de Sabonnadière: “Conocemos muy bien la electricidad, probablemente mejor que en China, pero en Europa no somos tan buenos a la hora de reinventarnos”. A pesar de eso, en España, tras perder el 90% del mercado por la crisis, General Cable se ha tenido que reinventar.

Sobre la gestión de la empresa, Sabonnadière ha afirmado que: “Nosotros damos mucha importancia a la seguridad, no solo por nuestros trabajadores sino también porque es un indicador de buena gestión”. Actualmente la compañía ha apostado por aplicar el concepto “One Company” a escala mundial, manteniendo sin embargo una estructura descentralizada. 

Lo difícil no es llegar a la cima, sino bajar sanos y salvos

">