“La internacionalización ya es consustancial a la empresa”

Sesión sobre crecimiento y expansión en las pymes

15/02/2013

2012 Soley, J._090bis_MEI2_IESE_077416

"Hablar de internacionalización es algo anticuado", aseguró el profesor del IESE Jorge Soley, quien considera que debería tratarse de un término ligado a la definición de empresa. Asimismo, considera que "deberíamos empezar a pensar en una fase posterior a la de exportar: establecerse en el país de destino. La exportación es un tema ya superado".

En la sesión del Programa de Continuidad "El crecimiento y la internacionalización", enmarcada en el Ciclo Pymes - Un antes y un después de las Pymes, el profesor Soley compartió mesa con Jonathan Mealey, Senior Treasury Consultant de Monex Europe y Eimear Daly, Head of Analysis de Monex.

Jorge Soley recomendó ser conscientes de que "no todas las empresas ‘necesitan’ exportar" y, sobre todo, ser coherentes a la hora de decidir si hacerlo, y cómo. "Primero hay que ser competitivo en tu mercado, sino es absurdo", apuntó.

Tal y como explicó, la decisión sobre cómo hacerlo gira en torno a los recursos y la situación de la empresa. "No es recomendable llevar a cabo un proceso de internacionalización cuando se está en crisis y con el agua al cuello: requiere muchos recursos y tiempo de aprendizaje".

Finalmente, advirtió que "la aversión de entrada de nuevo capital y la pérdida del control de la empresa deben desaparecer para que las pymes puedan continuar y reforzar sus procesos de apertura internacional y crecimiento", añadiendo que la financiación de la pymes no debería basarse únicamente en las entidades bancarias o en las ayudas de las administraciones públicas, ambas en retroceso, sino "en las aportaciones de capital riesgo privado, aunque comporten que los actuales propietarios estén dispuestos a compartir el control de la empresa".

Por su parte, Jonathan Mealey y Eimear Daly, de Monex, complementaron la ponencia del profesor Soley presentando los resultados de la Ambition Survey, encuesta realizada junto con BDO sobre de las principales oportunidades globales de inversión.

La encuesta, realizada a más de 1.000 directores financieros de empresas medianas, revela que siguen viendo la expansión internacional como una vía para aumentar los ingresos, aunque se muestran más prudentes y más enfocados en su decisión de inversión.

Casi dos tercios de los encuestados admite que confían en la inversión internacional para impulsar su crecimiento, a pesar de que es más difícil realizar negocios ahora que hace tres años. Las razones principales, en su opinión, son la mala situación económica, mayor regulación y mayor competencia.

Los principales objetivos en los que se centran son los BRICs y los mercados establecidos, mientras que el sur de Europa ha pasado a ser una opción algo más arriesgada. Los "big seven" (China, Estados Unidos, Brasil, India, Alemania, Rusia y Reino Unido), con China a la cabeza, lideran la lista de los mercados de inversión más atractivos debido a su tamaño y a su potencial de clientes.

En sus conclusiones, explicaron que las principales recomendaciones de los directores financieros encuestados acerca de la expansión internacional son las de contar con un buen personal local y con un conocimiento cultural y económico adecuado del mercado donde se va a trabajar. "Con un buen equipo detrás, pueden centrarse en la entrada a nuevos mercados".