Los fondos de búsqueda: un activo con mucho potencial

Expertos debaten sobre los search funds en el IESE

14/02/2013

emprender_MEI1_IESE_077218

En Europa los fondos de búsqueda (search funds) están todavía en estado embrionario, pero van ganando terreno entre un cierto tipo de empresario, con grandes dosis de motivación y capaz de crear valor para compañías e inversores. Así lo explicaban los participantes de la sesión especial de educación continua celebrada en el campus del IESE de Barcelona esta semana.

Moderada por Mathieu Carenzo, director ejecutivo del Centro Iniciativa Emprendedora e Innovación (EIC), la sesión se centró en explicar el funcionamiento de los fondos de búsqueda y dar algunos consejos para los que aspiran a convertirse en profesionales de este tipo de activo.

Marc Bartomeus, cuyo fondo basado en el Reino Unido cuenta con inversores de los Estados Unidos, el Reino Unido y España, apuntaba lo siguiente: “Conseguir el capital es la parte más sencilla. Y no digo que sea fácil, pero buscar una empresa es mucho más complejo”. Y es que siguiendo el modelo del fondo de búsqueda, en un primer momento los aspirantes reúnen el capital gracias a los inversores y a continuación deben encontrar la empresa más adecuada para la adquisición. El modelo en sí consta de tres pasos básicos: conseguir los fondos, dar con la compañía adecuada y hacer que esa compañía crezca para que los inversores recuperen su inversión.

Simon Webster, presidente de la Asociación Europea de Fondos de Búsqueda (European Search Fund Association (ESFA) y experimentado profesional de este tipo de fondos, aseguraba que llevar un fondo de este tipo en los Estados Unidos es más sencillo que en Europa, porque están más familiarizados con el concepto. Los inversores europeos, además, suelen preferir a empresarios con al menos 10 años de experiencia en un sector concreto, mientras que los estadounidenses que invierten en fondos de búsqueda, sobre todo los que se dedican a ello de forma continua, suelen estar más dispuestos a apostar por empresarios jóvenes.

En el acto celebrado en el IESE, que llevaba por título “The Search Fund: How to Obtain Funds through Entrepreneurship” (Los fondos de búsqueda: cómo obtener fondos mediante el emprendimiento), los panelistas dieron algunos consejos sobre cómo identificar a las pymes con potencial de adquisición y cómo abordar la adquisición con sus propietarios.

Si lo que interesa es adquirir una compañía pequeña, Webster apuntaba: “Buscamos algo bastante excepcional y al propietario hay que decirle que estamos dispuestos a invertir nuestra carrera en el negocio que él ha llevado hasta esa etapa. Se trata de pasar a la etapa siguiente y nosotros podemos lograrlo”.
 
En otro debate, moderado por el profesor del IESE Antonio Dávila, tres experimentados inversores —el profesor del IESE Rob Johnson, de Delta Partners; Pep Casas, de Neoko Capital, y Will Thorndike, socio y director general de Housatonic Partners— aportaban la otra perspectiva: la del inversor.

Thorndike, que participa en estos momentos en 20 fondos de búsqueda, nos decía que su empresa sigue invirtiendo en este tipo de activo porque “la rentabilidad es muy buena”. Según él, “lo más interesante es que la tasa interna de retorno es muy elevada y además, de forma sostenida durante períodos muy largos”. Para Will Thorndike, los fondos de búsqueda van ganando atractivo entre los emprendedores y entre los inversores, y tienen ya un peso significativo en el panorama inversor de los EE. UU. Recordando a la estrella de Hollywood Mae West, Thorndike bromeaba: “Lo bueno en exceso puede ser maravilloso”.