"Europa debería tener más en cuenta el poder blando"

Según Mario Monti, lo peor de la crisis ya ha pasado

08/10/2013

"Europa ha dado muestras de liderazgo e influencia en el mundo en las pocas ocasiones en que ha podido actuar como ente único, como en comercio y en competencia". Así se expresaba Mario Monti, ex primer ministro italiano y comisario europeo, en una sesión especial del Programa de Continuidad celebrada el 7 de octubre en el campus del IESE en Barcelona.

La sesión, organizada por la Agrupación de Antiguos Alumnos y titulada "The Future of Europe and its Influence in a Global World" (El futuro de Europa y su influencia en un mundo global), conmemoraba el 50 aniversario del Grupo Zegna, y Ermenegildo Zegna, CEO del Grupo, también intervino en el acto, presentado por el profesor Jordi Canals, director general del IESE. 

Monti aseguró que lo peor de la crisis de la eurozona ya ha pasado. Italia ha hecho avances en disciplina presupuestaria pero, a diferencia de España, no ha emprendido todavía la reforma laboral. "En Italia, prácticamente creamos el desempleo juvenil que queremos evitar porque nuestro mercado laboral se rige por unas normas que favorecen a los de dentro y excluyen a los otros", apuntó el ex primer ministro.

Afirmó también que Europa necesita más políticas que fomenten el crecimiento, pero que Alemania se resiste: "Para los alemanes, el crecimiento es la recompensa tras un buen comportamiento económico".

Monti destacó asimismo que la canciller alemana, Angela Merkel, se ha estado moviendo con lentitud, como si la lentitud fuera una virtud: "Para nosotros ha sido muy difícil, pero al menos no se ha abierto una brecha entre el Gobierno y el pueblo alemán. Ha logrado acallar al populismo. No creo que Merkel modifique su política radicalmente, pero sí espero que se relaje un poco".

En su intervención, el ex comisario europeo afirmó también que durante un tiempo los europeos se creyeron inmunes a la crisis financiera iniciada en los Estados Unidos, pero no lo eran, y aseguró: "Europa ha dado pasos muy importantes para adquirir los instrumentos necesarios. Evidentemente, si los hubiera tenido antes, no hubiese habido crisis".

Volviendo al tema de la influencia europea en el mundo, explicó que cuando él era primer ministro, le sorprendía el interés que demostraban el presidente de los Estados Unidos, y también Japón y China, por Italia, sumida en el peor momento de la reciente crisis financiera. Se interesaban en general, pero también por interés propio, porque lo que sucede en Europa afecta al resto del mundo, asegura Monti.

En definitiva, según Monti, Europa debería tener más en cuenta el poder blando porque "Europa puede dar ejemplo al resto del mundo, tener influencia e inspirar a los demás".

">