"La reforma eléctrica es indispensable para el crecimiento"

Sesión del secretario de Estado de Energía en el IESE

25/10/2013

Secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal

La energía debe ser un factor de competitividad de la economía española, y no un lastre como ha ocurrido en los últimos años". "Cada reducción de costes que generemos en la energía equivale a generar empleo". "La reforma eléctrica ha evitado una subida del precio de la luz del 42%". Estas fueron algunas de las afirmaciones que pronunció el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, durante la sesión del Programa de Continuidad "La política energética más allá de la reforma eléctrica: Europa en su laberinto". La charla, organizada por la Agrupación de Antiguos Alumnos, tuvo lugar el 23 de octubre en el campus del IESE en Madrid.

Nadal calificó de "indispensable" la reciente reforma eléctrica aprobada por el Gobierno el pasado mes de julio. "Hemos realizado un ajuste necesario del sistema eléctrico y lo hemos distribuido de manera adecuada para generar empleo e impulsar el crecimiento. No había otra alternativa", insistió ante el auditorio. El secretario de Estado admitió que España es el tercer país con la electricidad más cara de la UE, sólo superado por Irlanda y Chipre. "Pese a que los precios son tan altos, no somos capaces de hacer frente a los brutales costes que supone el sistema", reconoció.

Nadal señaló que las causas de este déficit tarifario tienen su origen en un crecimiento exponencial de estos costes, en especial debido a las primas a las energías renovables y a la amortización de la deuda. Así, entre 2003 y 2011 los costes eléctricos se duplicaron y no pudieron cubrirse con las tarifas. "El consumidor medio ha visto cómo su factura ha aumentado un 63% y, pese a todo, se sigue generando déficit", sostuvo.

Una deuda de 26.000 millones

Fue en 2005, dijo el ponente, cuando comenzó a acumularse la deuda tarifaria. Desde esa fecha hasta hoy, esa deuda del sistema eléctrico supera los 26.000 millones de euros (2,6 puntos del PIB), y se han amortizado otros 10.000 millones de euros. Alberto Nadal achacó estas cifras tan elevadas a distintos errores cometidos en el pasado referidos, entre otros factores, a la gestión de las energías renovables y al boom inmobiliario.

"Si este Gobierno no hubiera tomado medidas urgentes, este año el déficit de tarifa hubiera alcanzado 10.500 millones de euros. Y el problema se hubiera continuado agrandando, hasta alcanzar otros 10.000 millones de euros más en 2020. La competitividad del país hubiera quedado aniquilada", alertó. En su opinión, las medidas adoptadas por el actual Ejecutivo desde 2012 han corregido la situación. "Y han tenido un mínimo impacto para el consumidor", dijo, ya que parte del gasto lo cubren las empresas generadoras de electricidad, y otra parte se carga directamente a los Presupuestos Generales del Estado.

Gracias a las reformas, el sistema eléctrico español debería comenzar a ser sostenible "a partir de 2014", apuntó Nadal. "No podemos volver a permitir que se genere déficit. Si éste se produjera, la credibilidad de nuestro sistema quedaría por los suelos", lamentó. "No ha habido un esfuerzo legislativo tan importante de ningún gobierno por atajar un problema de esta índole en tan poco tiempo", añadió. No obstante, reconoció que aún queda mucho por hacer. Así, el siguiente paso en la reforma eléctrica pasa por hacer "mejoras en los mercados".

Estabilidad del sistema

Como resumen, Nadal trazó las tres líneas básicas que definen la reciente reforma eléctrica: establecer un marco normativo que garantice la estabilidad financiera del sistema eléctrico con carácter definitivo; conseguir una reducción significativa de los costes a través de medidas regulatorias, y garantizar el suministro al menor coste para el consumidor.

Con todos estos cambios, el objetivo final está claro. "Debemos ir hacia un sector lo más liberalizado y lo menos intervenido posible. E intentar que las empresas puedan realizar su actividad con un menor gasto en energía, para aumentar así la competitividad". En este punto, tildó de "fundamental" avanzar en la eficiencia energética. Y se mostró convencido de que, en el futuro, la situación sólo puede mejorar. "La demanda se va recuperando y se han sentado las bases de un sistema eléctrico más justo y equilibrado", concluyó.

El profesor del IESE Juan Luis López Cardenete se encargó de moderar una ponencia a la que acudieron más de 400 asistentes.

">