El contrato a tiempo parcial puede generar empleo en España

Sandalio Gómez anima a seguir el ejemplo de Holanda

20/02/2014

Sandalio Gómez

El profesor del IESE Sandalio Gómez ha destacado hoy la importancia del trabajo a tiempo parcial como herramienta de generación de empleo y ha instado a empresarios y sindicatos a impulsar este tipo de contratación. En España este tipo de contratos supone el 14,7% del total, cinco puntos por debajo de la media europea.

El profesor Gómez ha presentado en la sede del IESE en Madrid un estudio sobre ‘El contrato a tiempo parcial en Holanda y su aplicación en España’. Según el informe, este tipo de contratos son una fuente de crecimiento neto de empleo.

“España no se puede permitir el lujo de olvidar el trabajo a tiempo parcial –ha señalado Sandalio Gómez en la presentación–. Al contrario, necesitamos fomentar una “actitud abierta, positiva, hacia contratos como éste o como el de prácticas”.

En nuestro país este tipo de contrato evoluciona muy lentamente, ya que se considera vinculado a empleos de baja cualificación y con pocas posibilidades de promoción personal. “Los sindicatos piensan que son trabajos precarios y en peores condiciones; y los empresarios sostienen que los trabajadores a tiempo parcial son menos productivos y tienen menos implicación en la empresa”, ha señalado Gómez.

Por el contrario, el profesor afirma que el empleo a tiempo parcial “no descuida la productividad, da más flexibilidad a la empresa y el trabajador está más motivado”. Con todo resulta difícil cambiar esta mentalidad, comenta el profesor Gómez.


Mejoras en la reforma laboral

Sandalio Gómez ha afirmado que “se está avanzando para favorecer la implantación del contrato a tiempo parcial” en España. Entre otros avances, el informe destaca las siguientes:

  • la prohibición de las horas extraordinarias para los trabajadores contratados a tiempo parcial;
  • una ley para favorecer la contratación estable;
  • la reducción de jornada por el cuidado de hijos, ampliada hasta los 12 años;
  • una nueva modalidad de contrato de trabajo a tiempo parcial y formación, para empresas o autónomos que contraten a jóvenes menores de treinta años;
  • en la cotización también se tendrán en cuenta a partir de ahora los periodos en los que el trabajador haya estado contratado a tiempo parcial;
  • y se permiten contratos indefinidos de apoyo a emprendedores a tiempo parcial, con los mismos beneficios fiscales que los empleados a jornada completa.

El estudio dirigido por Sandalio Gómez propone otras recomendaciones para aumentar la capacidad de generar empleo y para facilitar la conciliación trabajo y familia. Entre ellas, destacan nuevas medidas legislativas que flexibilicen la jornada y la formalización de un pacto social de consenso, entre empresarios, sindicatos y Gobierno que dé un impulso decisivo al número de contratos a tiempo parcial.


El ejemplo de Holanda

En España sólo el 14,7 por ciento de los contratos son a tiempo parcial, pero en Holanda alcanzan el 49 por ciento. “Holanda tiene la tasa de contratos a tiempo parcial más alta del mundo. Es la primera economía basada en el trabajo a tiempo parcial”, afirma el profesor Gómez.

Según su estudio, la regulación del contrato a tiempo parcial en Holanda ha favorecido la conciliación, lo que ha impulsado de manera positiva la generación de empleo (la tasa de desempleo en ese país es del 7%) sin afectar al nivel de productividad.

Holanda impulsó el trabajo parcial en la década de los 70, cuando era necesario incentivar la incorporación de la mujer al mercado laboral. En los años posteriores se afianzó esta política con un consenso entre Gobierno, empresarios y sindicatos, y ya en los 90 se relazó a través de regulaciones que evitaban las discriminaciones entre trabajadores.

En 1996 este país introdujo el “Principio de igualdad de trato” por el que un trabajador a tiempo parcial tiene derecho al mismo salario, subsidio por desempleo, pensión y bonificaciones sociales, que un trabajador a tiempo completo, en proporción con el tiempo trabajado.