Salvar la sanidad, una carrera de "triple meta"

Núria Mas propone soluciones a los problemas del sector

26/02/2014

Núria Mas

La sostenibilidad del sistema sanitario es una de las prioridades de las economías avanzadas. Pero los recursos son limitados y los gastos demasiado elevados, por lo que es prioritaria una buena gestión. Garantizar el sistema pasa de manera obligada por avanzar lo antes posible en la denominada "triple meta", una ecuación que consta de tres elementos: mejor salud, menores costes y mejores cuidados. Esta fue una de las conclusiones expuestas por la profesora Núria Mas en una sesión de continuidad organizada por la Agrupación de Antiguos Alumnos.


En busca de la eficiencia

Alcanzar esa "triple meta" es, según esta experta, posible. Diversos estudios realizados tanto en Europa como en EEUU han demostrado que un 30% del dinero que se gasta en sanidad no repercute en la mejora de la salud de los pacientes. Se trata de millones y millones de euros que se desperdician, recursos que se dilapidan sin que los ciudadanos puedan sacarles el mínimo provecho.

"La triple meta nos obliga a repensar cómo gastamos y gestionamos el dinero que destinamos a sanidad", señaló la ponente. Porque solo así se logrará que el sistema sanitario sea más eficaz. "Este cambio de mentalidad supone que todos (pacientes, ciudadanos, médicos, farmacéuticos, políticos…) debemos implicarnos para poder conseguirlo", insistió.

Por eso, identificar el problema es prioritario. Y eso pasa por establecer métodos fiables de medición. En este sentido, las posibilidades que ofrece el big data al sector son extraordinarias.

El sector sanitario es un pilar importante en la economía española. España destina el 9,3% de su PIB al mantenimiento del sistema público de salud, una cantidad que previsiblemente crecerá a medio plazo tras superar el peor bache de la crisis económica.

"Si pudiéramos recuperar un 10% de esos recursos que se pierden mediante una mejora de la gestión, habríamos conseguido un avance fantástico", afirmó Mas. Avances y mejoras en la gestión preservando, eso sí, el espíritu del sistema. "Nuestra sanidad es una joya demasiado importante para que la echemos a perder", apuntó.


Un reto estructural

Mas recordó que soluciones parciales como el copago o el replanteamiento de la cartera de servicios no sirven de nada, ya que nos enfrentamos a un "reto estructural" sometido a enormes "presiones financieras". "¿Cómo podemos crear un sistema sanitario que cree valor, en el que los costes estén justificados por su valor terapéutico?", planteó la economista. En su opinión, reflexionar sobre esta cuestión es esencial para comenzar a abordar el desafío.

Para profundizar en estas cuestiones y obtener nuevos conocimientos y perspectivas sobre la gestión sanitaria, el IESE organiza el Healthcare Management Program que comenzará el próximo 7 de abril en Madrid.



Agrupación de Antiguos Alumnos
">