Ideas para combatir el paro y crear empleo

Empresarios, académicos y Gobierno en busca de soluciones

03/07/2014

Empresarios, académicos y Gobierno en busca de soluciones

La destrucción de casi tres millones y medio de puestos de trabajo y una tasa de desempleo del 25% (que se dispara hasta el 55% en el caso de los jóvenes) son dos de las peores consecuencias que la crisis económica ha dejado en España. Ante una situación tan dramática como esta, la pregunta es inevitable. ¿Existe alguna fórmula para crear empleo y combatir el paro?

Para abordar esta cuestión, el IESE reunió ayer a empresarios de todos los sectores, Gobierno y académicos en una jornada especial con motivo del Día del Antiguo Alumno. Entre otros ponentes participaron la secretaria de Estado de Empleo Engracia Hidalgo, el presidente de la CEOE Joan Rosell, y ejecutivos de Bertelsmann España, SEAT, Siemens, Indra, BBVA y Basf.


Aprender de las mejores prácticas internacionales

El profesor del IESE Sandalio Gómez lleva años investigando las mejores prácticas internacionales para la creación de empleo en países de Europa.

Según Gómez, hay toda una serie de medidas laborales que se han probado exitosas en distintos países y que contribuirían a garantizar la competitividad de la economía española en el futuro. Pero para ponerlas en marcha es fundamental alcanzar un gran pacto social entre sindicatos, empresarios y Gobierno, tal y como ha sucedido en Alemania, Dinamarca, Holanda y Austria. “Debemos ayudar a crear entre todos ese gran acuerdo porque es una demanda de la sociedad”, insistió Gómez.

Estos países europeos adoptaron la pasada década una serie de medidas que les han permitido enfrentarse a la crisis en mejores condiciones que España, y a padecer menores tasas de paro incluso en los peores momentos de la recesión.

Entre las fórmulas propuestas por el IESE para crear puestos de trabajo, sobre todo en el ámbito juvenil, se cuentan impulsar planes de formación continua y fomentar la creación de contratos en prácticas y de formación reduciendo las cuotas a la Seguridad Social a las empresas sin mermar las prestaciones. A cambio, las compañías deben comprometerse a mantener un porcentaje mínimo de este tipo de contratados.

“El mundo del siglo XXI tiene muchas posibilidades, trae consigo una necesidad de nuevos empleos. Para afrontarlo, necesitamos formación y las empresas deben apostar por ella, porque es un elemento clave para el desarrollo personal y profesional tanto de los trabajadores como del resto de la sociedad”, apuntó el director general del IESE, Jordi Canals.


La Formación Profesional, clave

Varios de los ponentes coincidieron en la necesidad de avanzar en España hacia un sistema de formación profesional dual, tal y como sucede en Alemania. Este modelo de FP se caracteriza por una combinación de la capacitación teórica de los alumnos, que adquieren en la escuela profesional, con una formación práctica en la empresa de entre tres y cuatro días a la semana y de dos a tres años y medio. Tras ese periodo, el alumno ya se ha formado en el oficio que ha elegido, y está dispuesto a incorporarse en el mercado laboral.

“La formación profesional dual es clave para reducir el desempleo juvenil”, afirmó Fernando Carro, presidente y CEO de Bertelsmann España. Carro admitió que, en España, la imagen que la sociedad tiene de la FP no es buena, lo cual es un grave error.

Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Bertelsmann, fue aún más allá. En su opinión, el milagro económico alemán que se produjo tras la Segunda Guerra Mundial se basó en el hecho de que aprender un oficio estaba en el ADN de su población. “La FP no te cierra puertas, sino que te las abre”, sostuvo.

En este punto, el vicepresidente de SEAT, Ramón Paredes, incidió en que la formación por parte de las compañías nunca es un gasto, sino una inversión que, además, tiene un retorno muy rápido. Por ese motivo, es vital que las empresas se involucren en planes formativos que abrirán puertas profesionales a los jóvenes aprendices.

Para el presidente de la CEOE, Joan Rosell, precisamente la formación, junto a la inversión en innovación y la internacionalización, es uno de los retos futuros de la economía española.


Avanzar en las reformas

Rosell lamentó que, desde determinados sectores de la sociedad, se acuse a los empresarios de “querer dar una vuelta de tuerca” a determinadas medidas de carácter laboral. “Lo único que queremos es adaptarnos a la realidad del siglo XXI. Y si eso significa pasar por avanzar en cambios legislativos laborales, deberemos afrontarlos con rapidez”, dijo. El líder de CEOE se felicitó por las “mejoras importantes” que se han llevado a cabo en los últimos años en materia de contratación, despido y flexibilidad interna, aunque alertó de que “queda mucho por hacer” en el ámbito de la negociación colectiva.

“Hay que seguir apostando por las reformas. Tenemos un problema con las cotizaciones, con el absentismo, con las mutuas y con la cuestión de la flexibilidad interna. Los sindicatos nos han ayudado a hacer muchas cosas y hay una buena intención por su parte por avanzar hacia el futuro”, añadió Rosell. Por eso, el único camino posible pasa por ahondar en las reformas emprendidas por el Gobierno desde el año 2012, así como en atajar con urgencia el déficit público.


Apoyo a emprendedores y seniors

Entre las medidas apuntadas por el IESE figura la de ayudar a las empresas con subvenciones para contratar a mayores de 50 años que estén en situación de desempleo, y personas que tengan especiales cargas familiares. Asimismo, el profesor Gómez apuesta por favorecer a los emprendedores con deducciones en cuotas de la Seguridad Social y facilitándoles financiación, así como por impulsar contratos a tiempo parcial para generar puestos de trabajo.

Una de las líneas de la última Reforma Laboral aprobada por el Ejecutivo va, precisamente, en esta dirección, tal y como recordó la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo. “La contratación a tiempo parcial puede ser una palanca para avanzar en la creación de empleo”, afirmó durante su intervención.


Datos esperanzadores

Hidalgo insistió en que, tras unos años muy duros, España está “en el buen camino” para crear empleo estable y de calidad. “Queda mucho trabajo por delante, pero ya hemos puesto las bases. La transformación de la cultura del empleo va a permitir que nuestro país supere la situación y entre en la senda del crecimiento”, destacó. En su opinión, los últimos datos del paro relativos al mes de junio, con una caída de 122.684 parados y un aumento del 18,9% en las contrataciones, avala esta tesis y confirma la “tendencia sostenida” hacia la mejora del empleo. “Muchos indicios nos invitan a tener esperanza, pero no complacencia”, remachó.

Para disminuir las listas del paro, el IESE también propone un mayor control y seguimiento de las personas desempleadas y ofrecer una mejor orientación en función de sus conocimientos y experiencia, al tiempo que se detectan posibles fraudes. Otra de las recetas en este ámbito pasa por diseñar programas de formación intensivos dirigidos a los sectores y oficios con más demanda, y por reforzar el apoyo y la supervisión de las agencias privadas de colocación. Por último, se aboga por un mayor grado de colaboración con las empresas de trabajo temporal que facilite la búsqueda de empleo.