La tasa Google enfrenta a editores de medios y agregadores

El IME analiza la propuesta Ley de Propiedad Intelectual

14/07/2014

El IME analiza la propuesta Ley de Propiedad Intelectual

La caída de ingresos publicitarios y de ventas, sumada a la irrupción de las nuevas tecnologías y los efectos de la digitalización, ha provocado un verdadero cataclismo en los medios de comunicación. Están desapareciendo muchos actores tradicionales (entre 2008 y 2013 se han perdido 11.151 empleos y 284 medios), pero también han surgido nuevos actores digitales. Por un lado, pequeños medios de comunicación impulsados por periodistas; por otro, los agregadores de noticias, como Google News o Meneame.net, plataformas digitales a través de las cuales, los usuarios pueden acceder a los contenidos que ofrecen los medios.

En este contexto, el Gobierno español ha decidido acometer una modificación parcial de la Ley de Propiedad Intelectual estableciendo un canon (conocido como tasa Google), que obligaría a los agregadores a pagar a los editores de prensa una cantidad económica como compensación por albergar sus contenidos en dichas webs. Los editores, además, tendrían el "derecho irrenunciable" a cobrar este canon.

Los editores de los grandes periódicos, agrupados en la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), son partidarios de esta medida. En cambio, buena parte de los editores de prensa, portales de noticias y empresas de Internet consideran que esta propuesta es contraria a derecho y supone un tremendo riesgo para la competitividad empresarial.

El Institute for Media and Entertainment del IESE abordó esta cuestión en una sesión que contó con la presencia de varias de las principales partes afectadas por esta reforma legal. Francisco Ruiz Antón, directivo de Google en España y Portugal, negó que la compañía viva un vínculo tormentoso con los medios de comunicación. "Nuestra relación con la prensa es excepcional. Google desea que los periódicos de calidad sigan existiendo porque son baluartes fundamentales de una sociedad democrática", afirmó.


Acuerdos con la prensa

Ruiz Antón recordó que entre el 40 y el 60 por ciento de las visitas a las webs de los diarios proviene de Google, y aclaró que nadie obliga a los medios a estar suscritos al servicio de Google News. "Entiendo que si alguien reproduce el contenido de otro medio, debe pagar por ello. Otra cosa bien distinta es que tengamos que pagar por ofrecer una descripción de dos líneas de una noticia, y enlazar a ella", argumentó. El ponente se mostró más partidario en alcanzar acuerdos comerciales con los editores de prensa, como ya ocurre en EE.UU., antes que dejar esta cuestión en manos de los reguladores.

En opinión de Ruiz Antón, el problema reside en que "el Gobierno ha vendido el argumento de que los agregadores ganamos dinero al enlazar noticias a medios online, y eso no es así. Google News no genera beneficio económico porque es un servicio que carece de publicidad". Por ese motivo, dejó claro que la reforma parcial que estudia el Ejecutivo puede suponer un "tremendo golpe a la pluralidad informativa". "No favorece la innovación, no atrae inversores, perjudica la Marca España, es un freno al desarrollo y los principales perjudicados por esta medida serían los ciudadanos", incidió.

Por su parte, Arsenio Escolar, director del diario 20 Minutos y presidente de la Asociación Española de Publicaciones Periódicas (AEEPP), apuntó que la propuesta del Gobierno ha suscitado el rechazo de la CEOE, y que incluso la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia ha pedido su retirada. "La reforma de la ley supone un grave error económico porque es un freno a la innovación y a la libertad de empresa, y atenta contra la libre competencia", insistió Escolar.

Este periodista recordó que no todos los editores apoyan la propuesta, y lamentó que las grandes cabeceras periodísticas la hayan visto como un problema y no como una oportunidad: "un agregador es una herramienta muy útil porque a los medios nos da visibilidad y posicionamiento", sostuvo. "La nueva ley es una clara invitación a los agregadores a que se vayan de España", alertó.


Desventaja competitiva

"La reforma legal es incomprensible, nos pone en desventaja competitiva y tira por los suelos el derecho a cita que está regulado en el Convenio de Berna", advirtió el director y fundador de Meneame.net, Ricardo Galli. En 2013, Meneame.net generó 300 millones de visitas a otros medios online. Para Galli, la modificación de la ley favorece a los grandes medios. "El hecho de que los editores tengan el derecho irrenunciable a cobrar el canon implica que nosotros no podemos negarnos a pagarlo", admitió.

Por último, José Luis Zimmermann, director general de Adigital, remarcó que la "injustificable" propuesta del Gobierno supone una "indefensión" para los medios digitales que operan en España, y habló de "oportunidad perdida" para el desarrollo del negocio de Internet en nuestro país.