Los futuros MBA dan un paso más en su carrera

El Next Steps Seminar atrae a nuevos talentos al IESE

11/07/2014

Next Steps Seminar

22 son los países de los que provienen los candidatos a cursar el MBA que se encuentran esta semana en el campus del IESE en Barcelona con motivo del Next Steps Seminar, que se ha celebrado del 7 al 11 de julio. Coordinado por profesores del IESE, este seminario forma parte del Young Talent Program (YTP) de la escuela, que otorga a los estudiantes la oportunidad de garantizar la preadmisión al programa MBA del IESE, tras dos años de trabajo en el ámbito correspondiente.

Por primera vez, el seminario de este año incluye a participantes del programa Summer School de la escuela, combinando de esta forma dos talentosos grupos que suman un total de 72 estudiantes provenientes de casi dos docenas de países.

Alberto Mantiñan, un joven español que trabaja en Nueva York, explica que se incribió al Young Talent Program a instancias de un amigo: “de alguna forma, siempre he sabido que quería cursar el MBA aquí, y que en algún momento de mi carrera me apuntaría al programa”, asegura Mantiñan.

“El YTP me encaja muy bien, porque me proporciona seguridad, así puedo centrarme en mi carrera sabiendo que tendré una plaza asegurada en el programa”, añade.


Conocimientos más profundos gracias al método del caso

Los participantes aseguran que el método del caso es una experiencia reveladora, ya que exige ejercitar las habilidades de comunicación y, al mismo tiempo, ser respetuoso con las diversas opiniones de un grupo de personas de nacionalidades y entornos culturales muy diferentes.

“Si cursas un MBA es para dar un paso más en tu carrera con el objetivo de convertirte en directivo, y en prepararte bien para el puesto. Y lo que vas a hacer en esa posición será tomar decisiones. El método del caso te permite adquirir práctica en la toma de decisiones y observar de cerca la complejidad que eso conlleva”, constata Jean-Paul Destarac, de doble nacionalidad Guatemala-Estados Unidos, y que estudió en la norteamericana Southern Methodist University.

“Siempre mantienes la mente activa, y de esta forma recuerdas todo lo aprendido mucho mejor que simplemente escuchando al profesor”, asegura el estudiante de la IESE Summer School Marc de la Barrera Bardalet, de nacionalidad española, que actualmente está estudiando Ingeniería Civil e Industrial.


Un claustro sobresaliente

Vanessa Camacho, de Nueva York, colombiana-norteamericana y participante en la Summer School, destaca el gran nivel de los miembros del claustro del IESE que imparten el seminario.

“Los currículos de estos profesores son realmente impresionantes, llaman la atención”, asegura. “Están altamente cualificados, y todos han estudiado en instituciones de gran prestigio como Stanford o Harvard”.

El ambiente único que se respira en el aula, que combina rigor académico con participación colaborativa, es algo a destacar de la experiencia, resume el participante Inegbenoise Okoigun, original de Nigeria y residente en Londres.

“Cuando estás ahí sentado en el aula, lo que piensas es que todo se toma muy en serio, pero al mismo tiempo te puedes expresar libremente”, concluye Okoigun.