“Es necesario parar y enfrentarse a un papel en blanco"

María Ángeles Delgado, directora general de Fujitsu Iberia

17/03/2014

María Ángeles Delgado

Si no corres, te lo pierdes. Y si dejas pasar ciertos trenes, desapareces. Así va el mundo de los negocios hoy en día. La tecnología está acelerando el ritmo de cambios: surgen nuevos jugadores, desaparecen otros, cambian las necesidades de los clientes y los modelos operativos para servirles. Incluso está cambiando la forma de entender las transacciones comerciales…

Ante este nuevo paradigma, los directivos deben ser conscientes del poder de la tecnología para poder extraerle el máximo provecho. "Es imprescindible anticiparse a los cambios para garantizar la supervivencia de las empresas", reflexionó María Ángeles Delgado, directora general de Fujitsu Iberia, ante un grupo de alumnos del Executive MBA de Madrid.

Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, esta alta ejecutiva cursó el Programa de Desarrollo Directivo (PDD) en el IESE. "Me sirvió para aprender a tomar decisiones y para aprender a reflexionar. Hoy más que nunca necesitamos sacar más tiempo para la reflexión. Nuestro mundo va muy deprisa y, de vez en cuando, es necesario saber parar y enfrentarse a un papel en blanco", reflexionó Delgado.

En su opinión, el motor de todas las organizaciones es la búsqueda del éxito. "Los líderes deben crear una dinámica positiva en la empresa necesaria para garantizarlo", señaló. Porque, "incluso en los momentos más complicados, existe una fórmula de éxito", y hay que trabajar duro para saber transmitir a la compañía que "siempre hay una oportunidad", por difícil que sea.


Consistencia e integridad

Tener una estrategia consistente es vital. "Hay que saber poner en marcha los resortes necesarios que te ayuden a llegar donde quieres. Uno no puede dejarse llevar por las circunstancias", aseguró. Para que el directivo afronte este reto con garantías, Delgado apeló a la necesidad de adoptar una "actitud positiva, que debe nacer de uno mismo", y a la importancia de aprender cosas nuevas cada día. "Es básico identificar cuáles son tus carencias y, a partir de ahí, profundizar en esas áreas que no controlas y enfrentarte a lo que no conoces", dijo.

La máxima responsable de Fujitsu en España y Portugal habló del componente ético que debe guiar todas las acciones de las tareas de dirección. "Un directivo no puede elegir hacer sólo las cosas que le gustan. También debe saber enfrentarse a situaciones duras y complicadas. La ética pasa por desarrollar y hacer crecer a tu equipo, y prescindir en un momento dado de determinadas personas es algo que forma parte del código de comportamiento correcto", apuntó. Por ese motivo, es importante saber rodearse de buenas personas, "de gente que tenga valores y principios".

Para Delgado, la fidelidad a la empresa y a los superiores es otra de las virtudes de todo buen directivo, quien debe ser capaz de transmitir estrategia y liderazgo, y de manejar la improvisación. "Hoy en día, los negocios requieren tanto que es imposible llevarlos a cabo si no te gusta tu trabajo", razonó. "No hay cosa mejor que estar a gusto con uno mismo", concluyó la ponente.

">