“Los contenidos de calidad son una garantía para la empresa”

Simon Amselem, CEO de The Walt Disney Company Iberia

21/03/2014

Simon Amselem

Frozen es el último gran éxito de la factoría Disney y un buen ejemplo de que la calidad no entiende de crisis. Ganadora de dos estatuillas en la última edición de los Oscar, la película está a punto de convertirse en el film de animación más taquillero de la historia. Su presupuesto inicial fue de 150 millones de dólares. Cuatro meses después de su estreno, Frozen está a un paso de superar los 1.000 millones de recaudación.

"Esta es la estrategia que nos garantiza el éxito: la de perseverar en la producción de contenidos excelentes adaptados al gusto y a las necesidades del público sin traicionar nunca nuestros valores tradicionales", subrayó Simon Amselem, CEO de The Walt Disney Company Iberia durante una conferencia organizada por el Institute for Media & Entertainment (IME).

El máximo responsable de Disney en España y Portugal insistió en que "la calidad de los contenidos" es clave para que las empresas del sector del entretenimiento afronten el futuro con garantías. Amselem citó otros dos elementos indispensables para toda compañía que quiera crecer en un entorno tan cambiante como el actual: ejercer un liderazgo con visión y trabajar con una cultura empresarial abierta y flexible. "Necesitamos líderes curiosos que sean capaces de aprender e identificar oportunidades de negocio, asumir riesgos y adoptar decisiones valientes", afirmó.


Lucha contra la piratería

A nadie escapa que, en la última década, el desarrollo del mundo digital ha revolucionado por completo la industria del entretenimiento. Amselem desgranó una serie de datos que demuestran la dimensión de este cambio. Recordó que en España se han pasado de vender 145 millones de entradas de cine en 2004 a 75 millones en 2013. Lo mismo ha ocurrido con la venta de DVD (de 30 a 10 millones en los últimos nueve años). Sin olvidar que, el año pasado, hubo hasta 700 millones de descargas ilegales en nuestro país. "Es necesario hacer un mayor esfuerzo de educación y a nivel legislativo en España para luchar contra la piratería", aseveró el directivo.

Con todo, según Amselem, la piratería "no es la única razón" que explica la crisis del sector. La proliferación de canales de televisión, el boom de los dispositivos móviles e Internet hace que los consumidores dispongan de mayores posibilidades de ocio, y diversifiquen sus acciones. A su vez, esta multiplicación de contenidos genera nuevos mercados con grandes posibilidades de crecimiento. Es el caso, por ejemplo, del negocio de las apps, que en 2013 facturaron 25.000 millones de dólares con un ritmo de crecimiento anual del 30%.

"Esta eclosión digital obliga a las empresas a estar siempre en alerta para adecuarse al nuevo entorno, y a hacer grandes esfuerzos en todas sus áreas de negocio", concluyó el CEO de Disney Iberia.