Países Bajos, el país más globalizado

Índice de conectividad global DHL 2014

05/11/2014

Pankaj Ghemawat

Pankaj Ghemawat, profesor de Dirección estratégica del IESE y titular de la Cátedra Anselmo Rubiralta de Estrategia y Globalización / Foto: Jordi Estruch

El mundo no está tan interconectado como cabría esperar y aumentar la conectividad "podría ser una poderosa palanca para estimular el crecimiento global e incrementar el PIB mundial en billones de dólares. Pero, ¿qué países son los más globalizados?

Los Países Bajos, Irlanda y Singapur encabezan el Índice de conectividad global DHL de 2014. Esta es una de las conclusiones del índice, que mide la profundidad y la amplitud de la conectividad global y sus principales tendencias mediante el análisis de más de un millón de datos desde 2005.

Elaborado por el profesor del IESE Pankaj Ghemawat y el colaborador científico Steven Altman, el índice revela que, tras haberse estancado en 2012, la globalización ha ido en aumento. Sin embargo, el nivel sigue siendo limitado y con un volumen de intercambios comerciales y flujos de capital todavía inferior al de antes de la crisis.

En esta edición, se han analizado 140 países y territorios que, en su conjunto, suman el 99% del PIB mundial y el 95% de la población del planeta.


Europa, la más conectada

A partir del análisis de los flujos comerciales, de capital, de información y de personas, se establecen la profundidad, amplitud y dirección de la globalización.

Si se combinan profundidad y amplitud, los Países Bajos son los primeros de la lista en conectividad, seguidos de Irlanda y Singapur. Y en cuanto a las tendencias regionales, Europa resulta ser la zona más interconectada del mundo, con nueve economías entre los diez primeros puestos.

Por su parte, el sudeste asiático destaca por su elevado grado de conectividad en relación con lo que podría esperarse por características como el tamaño de los países o su desarrollo económico. Los cinco territorios que más destacan en este sentido son Malasia, Vietnam, Camboya, Hong Kong y Singapur.


Economías emergentes, las conductoras del cambio

Ghemawat y Altman sostienen en el informe que, las economías emergentes "están redefiniendo la conectividad global y ya son protagonistas de la mayoría de interacciones internacionales". Mientras que la amplitud de las economías avanzadas se está reduciendo, la de las emergentes aumenta –a pesar de hacerlo desde niveles inferiores–.

Los incrementos más pronunciados en la conectividad entre 2011 y 2013 se han producido en el África subsahariana y Latinoamérica (incluyendo el Caribe), regiones a las que pertenecen ocho de los diez países que más han avanzado. La zona que cubre el Norte de África y Oriente Medio es la única donde el nivel de conectividad ha sufrido una fuerte caída.


Mirando al futuro

A pesar de que se prevé que la economía mundial crezca más rápidamente entre los años 2014 y 2019 que en las últimas tres décadas, los autores advierten que las principales amenazas para la globalización no son los motivos puramente macroeconómicos, sino la aplicación de políticas proteccionistas.

Así, los autores concluyen que “cuando el crecimiento se contrae es más necesario que nunca recordar el poder de la conectividad global para acelerar la recuperación".


Más información en IESE Insight