Los retos y oportunidades de las ciudades del futuro

I Jornada Smart & Human Cities

24/10/2014

I Jornada Smart & Human Cities

I Jornada “Smart&Human Cities”, organizada por el IESE y Compromiso RSE, en el campus del IESE en Madrid / Foto: Archivo

Un 79% de la población española vive en ciudades, que son las responsables del consumo del 75% de la energía y de la emisión del 80% de CO2. ¿Cómo pueden mejorar las TIC el funcionamiento de las ciudades? ¿Es posible un modelo energético más eficiente? ¿Qué medidas urge tomar para impulsar una movilidad urbana más sostenible? ¿Cómo innovar en los servicios al ciudadano? Estas son algunas de las preguntas que ayer se respondieron en la I Jornada "Smart & Human Cities" organizada conjuntamente por el IESE y CompromisoRSE.

En la mesa inaugural, el profesor del IESE y codirector académico de la plataforma IESE Cities in Motion Strategies, Joan Enric Ricart, afirmó que, "más allá de hablar de ciudades inteligentes, preferimos hablar de gobierno inteligente porque conlleva otras formas de gestión y de organización de la ciudad".

En palabras del subdirector general de Promoción Económica y Ciudad Inteligente del Ayuntamiento de Madrid, Pedro González Torroba, "ciudad inteligente es aquella que sabe aprovechar la potencialidad que ofrece la revolución tecnológica para crear y ofrecer nuevos servicios que mejoren la calidad de vida de la ciudad".


Movilidad sostenible y eficiencia energética

La eficiencia energética es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el planeta. Como explicó Carmen Sánchez Miranda, jefa de la Oficina de ONU-Habitat en España, "hace 15 años, todos los Estados aprobaron ocho objetivos de desarrollo en lo que se llamó la ‘Declaración del milenio’ y ahora están revisando los logros obtenidos y se están definiendo los nuevos objetivos de desarrollo sostenible que marcarán la agenda futura".

En este sentido, el profesor de Dirección estratégica Pascual Berrone del IESE asegura que "la clave de la sostenibilidad mundial está en la gestión de las ciudades".

El vicepresidente de Green Building Council España, Antonio Lucio, destacó el importante papel de la rehabilitación de edificios a la hora de mejorar los consumos energéticos y generar tejido económico. Para ello se refirió al informe del Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación que sostiene que la rehabilitación de infraestructuras debe apoyarse en un modelo de negocio. No se trata de cambiar calderas o ventanas, sino de conseguir que, por ejemplo, un millón de euros genere 18 puestos de trabajo o que una inversión de 240.000 millones de euros en 20 años suponga unos ahorros de 380.000 millones de euros".

Por su parte, la directora del Centro de Excelencia SmartCity de Schneider, María Serrano, cree que ciudades y empresas deben compartir estrategia global para maximizar el impacto de la gestión energética.


Involucrar a la industria y poner al ciudadano en el centro

La tecnología y las herramientas de gestión energética pueden ayudar, pero para avanzar hacia la ciudad inteligente, es necesario involucrar a la industria, adaptar las estructuras organizativas, tanto de las compañías como de la administración Pública, e innovar en el modelo de gobernanza.

Durante la jornada también se abordaron los principales desafíos del despliegue de las ciudades inteligentes como son: la incompatibilidad de las plataformas tecnológicas, la necesidad de estándares y de modelos que puedan ser reutilizados en varias ciudades.

Varios de los ponentes coincidieron en que es necesario poner en el centro al ciudadano. Entre ellos, el subdirector de Innovación de Correos, Jordi Escruela, explicó los nuevos servicios que la compañía está poniendo en marcha para mejorar la vida de las personas.