Suiza, Singapur y EE. UU., en el podio de la competitividad

Informe del World Economic Forum 2014-2015

27/10/2014

World Economic Forum Report 2014-2015

Suiza, Singapur y EE. UU. lideran el ranking del "Informe Global de Competitividad 2014-2015", publicado por el World Economic Forum, que evalúa el nivel y las claves de la competitividad de 144 países. El profesor del IESE Antoni Subirà y la investigadora María Luisa Blázquez han sido los socios colaboradores del Foro Económico Mundial para la elaboración de este informe en España, que en esta edición se mantiene en el puesto número 35.

Por sexto año consecutivo, Suiza encabeza el ranking por su alta capacidad innovadora, la transparencia de sus instituciones, la sofisticación de sus empresas y la eficiencia de sus mercados. En segundo lugar está Singapur, también con buenos resultados en los indicadores de mercados, institucional y de innovación, y en el tercero EE. UU., que ha ascendido dos posiciones respecto al año pasado gracias a su capacidad innovadora.

El top ten lo completan, por orden: Finlandia, Alemania, Japón, Hong Kong, los Países Bajos, Reino Unido y Suecia.

Los doce pilares en los que se basa la clasificación de este informe son: instituciones; infraestructuras; entorno macroeconómico; educación primaria y sanidad; formación superior; eficiencia del mercado laboral; eficiencia del mercado de bienes; desarrollo del mercado financiero; preparación tecnológica; tamaño del mercado; sofisticación empresarial e innovación.


Tres conclusiones clave

1. Reformas estructurales. Para que el crecimiento –guiado hasta ahora por la política monetaria– sea sostenible son necesarias otras reformas estructurales en áreas donde el progreso ha sido desigual como, por ejemplo, en el ámbito de gobierno, en el de la libre competencia, el comercio, la creación de empresas y la eficiencia del mercado laboral.

2. Inversiones inteligentes. El desarrollo de capital humano y la innovación son determinantes tanto para fomentar la competitividad de un país, como para asegurar que todo el mundo participe en el crecimiento económico. La mayoría de los países situados en el top ten del ranking son aquellos capaces de atraer, formar y retener talento.

3. Colaboración público-privada. El sector privado tiene un papel fundamental para la mejora de la competitividad. Por ello, debe aumentar la colaboración con los Gobiernos y la sociedad civil para asegurar que las reformas sean adecuadas, eficientes y aceptadas por todos.


Para más información, ver IESE Insight