Cómo emprender comprando una compañía

Una alternativa al emprendimiento más barata y segura

26/01/2015

IESE Business School

La compra de una empresa a menudo es una opción más barata, rápida, segura e inteligente que crear la compañía desde cero / Foto: iStock

Tras 18 años en Antena 3 Televisión, Alfonso Oriol pasó a engrosar las filas del paro. Corría el año 2010 y, tras varios trabajos esporádicos, dos años después tuvo la oportunidad de su vida. "Me enteré de que Antena 3 quería vender Movierecord Cine, y negocié con ellos para comprar la compañía", recuerda. Dicho y hecho. Oriol desembolsó 233.000 euros por la operación, y apostó todo a una carta. Tres años después de aquella adquisición, la empresa factura casi un millón de euros anuales y ha incorporado a 50 nuevos anunciantes. "Soy empresario gracias a la crisis económica", admite el actual CEO de Movierecord.

Como Oriol, muchos directivos han optado por comprar negocios ya existentes, ya que no siempre es necesario emprender mediante una start-up, sino que adquirir una compañía en funcionamiento puede ser una buena alternativa. Este fue el tema central de la sesión "¿Yo puedo comprar una empresa?" organizada por la Agrupación de Antiguos Alumnos recientemente en Madrid.


Una opción rentable

"Es más barato, más rápido, más inteligente y más seguro comprarse una empresa que crearla desde cero", apunta Enrique Quemada, presidente de ONEtoONE Corporate Finance Group y autor del libro "¿Puedo comprar una empresa?". Según Quemada, de cada 100 negocios nuevos que se lanzan, el 40% muere el primer año, y a los cinco años ha desaparecido el 80%. "Cuando pones en marcha una empresa, tienes un 96% de posibilidades de fracasar y sólo un 4% de opciones de éxito".

Para Quemada, ahora es un excelente momento de comprar compañías en España, pues tras ocho años de crisis, se vislumbra un posible cambio de ciclo que favorece estas adquisiciones. "Cada año se venden en nuestro país 3.000 empresas por diferentes motivos, lo que supone muchas oportunidades para quien se anime a comprarlas".


Encontrar a los socios

Antes de animarse a dar el paso, hay que ser muy consciente de lo que se está haciendo. Sólo deben comprarse aquellos negocios que se conocen, en los que el directivo pueda desarrollar todos los conocimientos adquiridos a lo largo de su carrera profesional. "Si encuentras una buena empresa en venta, encontrarás socios para comprarla", asegura.

Jorge Perelli, presidente de Retineo, insiste en la necesidad de dejar todo "atado y bien atado" antes de adquirir una empresa. Este ingeniero puso en marcha su compañía en 2007, tras quince años en Dragados. Tras un arranque complicado, Retineo es hoy un negocio rentable con una buena cartera de clientes, y unas expectativas favorables gracias, entre otros motivos, a una creciente internacionalización de su actividad. En 2009, Perelli y sus socios decidieron adquirir Bauer Constructora. La compra fue posible gracias a la financiación de un grupo de capital riesgo que entró en el accionariado. Hoy, el 90% de la facturación del grupo procede de esta empresa de construcción.

Para que estas operaciones lleguen a buen puerto, Perelli tiene claro que es imprescindible contar con buenos asesores, así como con un equipo de socios y trabajadores fiables. También es fundamental ser transparente en todas y cada una de las acciones que se llevan a cabo, y no ocultar jamás datos.

"Es necesario tener más imaginación para sacar adelante muchas empresas que están en el hoyo, y cuyos propietarios no saben qué hacer con ellas. Ser empresario es duro pero a la vez es muy gratificante", concluye.



Agrupación de Antiguos Alumnos