Steve Jarding: “Faltan líderes que crean en la política”

V Programa de Comunicación y Campañas Electorales

16/01/2015

Steven Jarding

Steve Jarding, Harvard Kennedy School of Government: “Los políticos deben ser líderes capaces de usar el cargo para intentar mejorar la vida de los demás” / Foto: Javier Arias

"En la sociedad faltan líderes que sean capaces de dedicarse al servicio público pensando en las próximas generaciones. Y sobran políticos que se han instalado en el cortoplacismo y solo piensan en ganar elecciones. La política consiste en servir a la ciudadanía, y debemos recuperar esa esencia, porque solo así podremos devolverle la legitimidad perdida". La frase es de Steve Jarding, profesor de Campaign Management en la Harvard Kennedy School of Government, y una de las voces más autorizadas en estrategia política internacional gracias a su gestión de exitosas campañas electorales por los cinco continentes.

Jarding ha participado en la quinta edición del Programa de Comunicación, Liderazgo y Campañas Electorales en Madrid. Durante tres días este programa analiza diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar una campaña electoral, tales como la planificación estratégica, la comunicación política, la dirección de equipos, los métodos de análisis, la gestión del tiempo, el diseño de presupuestos y el uso de las nuevas tecnologías.

Desde su experiencia de tres décadas en primera línea de la política de Estados Unidos, Jarding afirma que el escepticismo y la falta de confianza en la clase política que sufren muchas democracias occidentales se debe a que los políticos han olvidado el papel de servicio público que implica su trabajo.

"Los políticos deben actuar siempre pensando en el bien de aquellos que les han elegido, saber representar a los ciudadanos, impartir justicia y ser conscientes de la responsabilidad que acarrean sus cargos. Y eso, hoy, no lo están haciendo. Por eso la gente no confía en ellos, no cree en los gobiernos. Y si la ciudadanía no apoya al Gobierno, tenemos un problema serio", advierte Jarding.


Vocación de servicio

La solución pasa, en su opinión, por formar a líderes que crean en la política, y que sean capaces de revertir esta situación. Porque los mejores políticos son aquellos que entienden la importancia del servicio público y el liderazgo.

Sostiene el profesor Jarding que la política nunca debe centrarse en los servidores públicos, sino en aquellos a los que se sirve, con especial dedicación a quienes pasan más inadvertidos. "Los políticos deben ser líderes capaces de usar el cargo para intentar mejorar la vida de los demás, deben ser personas capacitadas para guiar un cambio social", enfatiza.

Jarding se muestra optimista de cara al futuro y está convencido de que alguien, tarde o temprano, será capaz de elaborar una hoja de ruta que devuelva la legitimidad a la política. "El ser humano es poderoso. Si entre todos aunamos recursos, vamos a conseguir una rentabilidad de la inversión impresionante. Los grandes líderes suelen compartir la idea de que juntos podemos cambiar el mundo, y ahí es donde debemos insistir porque pese a la fragilidad de nuestro sistema democrático, yo creo firmemente en él", señala Jarding.

Al fin y al cabo, nada puede incidir más sobre un cambio en la sociedad que una decisión del gobierno. "Pero deben ser los ciudadanos quienes se conviertan en agentes de ese cambio, ya que si la ciudadanía no se implica, es muy difícil que cambie el sistema", concluye Jarding.