Las nuevas reglas del juego en el orden mundial de la energía

12 Encuentro del Sector Energético

13/02/2015

(De izqda. a dcha.) Marcelino Oreja, José Luis López de Silanes, José Folgado, Gonzalo Escribano y Claudio Aranzadi, en el 12 Encuentro del Sector Energético / Foto: Javier Arias

El debate sobre el precio del crudo, la irrupción de nuevos actores, el reto del descenso de emisiones, el papel de las renovables… Estos son solo algunos de los temas que se debatieron durante el 12 Encuentro del sector energético, organizado por el IESE en colaboración con Deloitte. Bajo el lema El futuro de la energía, ¿quién dicta las reglas del juego?, se analizaron las principales tendencias que marcarán el desarrollo del sector a corto y medio plazo.


¿Hacia la descarbonización?

En diciembre se celebrará la Cumbre del Clima de París, una reunión que será clave para articular nuevas acciones y compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Teresa Ribera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI), aseguró que es vital reducir las emisiones de CO2 para el desarrollo de la economía mundial y para la mejora de vida de los habitantes del planeta.

Hasta ahora, Europa ha liderado casi de forma unilateral los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático. Pero la situación ha variado en los últimos años, gracias a la implicación de China y los Estados Unidos. "La transición hacia una energía baja en carbón implica cambios profundos a todos los niveles, y estos dos países, por diferentes motivos, se han comprometido a avanzar en la senda de las descarbonización", destacó Ribera. La intención de EE. UU. es reducir un 86% las emisiones de CO2 en 2050. En el caso de China, la reducción estimada es del 34%. Es necesario, por tanto, que en París 2015 se alcance un acuerdo jurídico entre los distintos países para avanzar hacia un tiempo nuevo.


La segunda revolución del petróleo y el gas

La fractura hidráulica y la perforación horizontal han revolucionado el orden mundial de la energía. La apuesta de EE. UU. por este tipo de extracción de crudo y gas, en parte generada por los altos precios del petróleo, ha provocado en pocos años un cambio estratégico a nivel internacional.

Así, la tecnología, la explotación de los derechos minerales, las infraestructuras, la fuerza laboral móvil y los modelos regulatorios han facilitado esta segunda revolución energética. Por primera vez en los últimos años, EE. UU. es un exportador neto de combustibles (gasolina y destilados), y la mitad de su producción se destina a países latinoamericanos.

El director del Centro de Política de Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Texas, Jorge Piñón, auguró que el precio del crudo se situará este año entre los 38 y los 52 dólares, y de cara a los próximos tres o cinco años, la media estará en los 77 dólares. "En 2015 se dan las circunstancias para que sigamos en un entorno de precios bajos", coincidió el directivo de Cepsa, Luis Travesedo.

Para el presidente ejecutivo de BP España y Portugal, Luis Aires, el precio "va a depender mucho de lo que haga la OPEP y, sobre todo, de Arabia Saudí". En cualquier caso, "un precio de 50 dólares no es un escenario de equilibrio, puesto que con ese nivel todos pierden", especialmente países como Rusia, Venezuela o Arabia Saudí. Aires previó que no habrá "ni muchísimo menos" en Europa una revolución en el sector como la producida en EE. UU., salvo algunos posibles "nichos", y aludió a la importancia del "tema educativo" para decidir si los hidrocarburos "son riqueza o son una maldición".


31% de energías limpias en 2035

En este proceso de descarbonización, las energías renovables (eólica, solar, hidroeléctrica) juegan un papel primordial, ya que incrementarán su presencia en el mix de generación eléctrica. Las estimaciones apuntan a que esta energía limpia representará un 31% en 2035. "Las renovables son el futuro y las únicas en dar un gran dividendo a los inversores", apuntó el CEO de Acciona Energía, Rafael Mateo, que insistió en que se trata de una energía con la tecnología más barata del mercado. Este directivo señaló que el capital privado y los grandes fondos de inversión ahora invierten en energías verdes y no en combustibles fósiles.

Por su parte, el presidente de APPA, José Miguel Villarig, destacó la aportación de tecnologías como la eólica o la fotovoltaica a la economía española. "España es un modelo de penetración de renovables", incidió.


La Unión Energética contra la dependencia

Dentro de pocos días está previsto que se presente en Bruselas el proyecto de Unión Energética, uno de los planes más importantes de la actual legislatura de la Comisión Europea (CE). La actual situación de dependencia energética, el coste de abastecimiento y la falta de consenso de la Unión Europea (UE) en materias sensibles (defensa, energía…), sitúan al continente en una posición muy delicada en el nuevo orden mundial.

Para Gonzalo Escribano, profesor del Real Instituto Elcano, esta Unión Energética supone una "ventana de oportunidades" para la UE, aunque dejó claro que los países europeos deben avanzar hacia niveles de interconexión energética muy superiores al 15% para 2030 si quieren crear un verdadero mercado único de la energía.

Por su parte, los operadores del sistema eléctrico (Red Eléctrica) y gasista (Enagás) celebraron la aceleración de las interconexiones entre España y el resto del continente, que se han convertido en un asunto de primer nivel en la agenda de la CE. "Creemos que España puede ser la solución al gas ruso y convertirnos en puerta de entrada del gas que nos llega del norte de África", razonó el CEO de Enagás, Marcelino Oreja.

El ministro de Industria español, José Manuel Soria, recordó que la próxima semana se inaugura la interconexión eléctrica con Francia, un enlace que se completará con los proyectos que estudia la UE para el Golfo de Vizcaya y otras tres líneas a través de los Pirineos.


El nuevo paradigma del consumidor

Un consumidor bien informado es esencial para que el mercado funcione", aseveró el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada. "El consumidor es ‘un motor de cambio’ en el sector, pues se está convirtiendo en un agente nuevo que reclama protagonismo y está asumiendo roles simultáneos como generador y consumidor."

David Robinson, investigador del Oxford Institute for Energy Studies, reflexionó sobre las posibilidades que las tecnologías ofrecen a los clientes, y cómo estos se sitúan en el centro de gravedad de las utilities y se erigen en un nuevo actor del sistema. "El nuevo consumidor tiene derecho a elegir y cambiar de suministrador, produce su electricidad solar fotovoltaica en el techo de su vivienda, gestiona su consumo eléctrico y almacena electricidad", explicó.


El protagonismo de EE. UU. y China

EE. UU. y China son los dos grandes actores emergentes en este nuevo mapa global de la energía, en detrimento de Rusia y Oriente Medio. ¿Y Europa? "La UE está en el limbo. Por eso debe encontrar su lugar y ha de dar una nueva orientación a sus políticas energéticas si no quiere quedarse fuera", advirtió Gonzalo Escribano. Este experto advirtió del mayor protagonismo que está adquiriendo el norte de África, con los peligros que ello conlleva debido a los conflictos en áreas como Libia, la zona del Sahel o Nigeria, el primer suministrador de crudo a España.


España, retos pendientes

El ministro Soria reconoció que "hay margen para hacer modificaciones legales para que aumente aún más la competencia, pese a que el sector piensa lo contrario", dijo. Pese a todo, "el Gobierno va a dialogar, escuchar y luego decidir en base al interés general". En este sentido, Soria defendió las medidas acometidas por el Gobierno en el sector energético, ya que sin ellas se habría acumulado un déficit estructural de 29.000 millones en 2012, que habría supuesto terminar la legislatura con un agujero de 63.000 millones de euros.