Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, los mejores destinos inversores

Venture Capital and Private Equity Country Attractiveness Index 2015

08/07/2015

The 2015 Venture Capital & Private Equity Country Attractiveness Index heat map

Mapa de calor del "2015 Venture Capital & Private Equity Country Attractiveness Index" / Ilustración: IESE

Por sexto año consecutivo, Estados Unidos encabeza el Venture Capital and Private Equity Country Attractiveness Index (Índice de países más atractivos para el capital riesgo y el capital privado), elaborado por el IESE junto con la Emlyon Business School. Le siguen Reino Unido, Canadá, Singapur y Japón.

Cuna del capital riesgo y el capital privado, EE. UU. continúa siendo el más atractivo por su perfil riesgo/rentabilidad. Y no solo eso, pues según los autores, el profesor del IESE Heinrich Liechtenstein, Alexander Groh, Karsten Lieser y Markus Biesinger, nadie parece estar en condiciones de disputarle el trono en un futuro próximo.

El índice mide qué países, de entre los 120 analizados, ofrecen los mercados más prometedores, las instituciones más fuertes, el apoyo más decidido a los emprendedores, mayor seguridad jurídica y las mejores prácticas de gobierno corporativo. Como tal, constituye una herramienta muy útil para evaluar el perfil riesgo/rentabilidad de cada economía e identificar los destinos inversores que emergen con fuerza. También puede servir para que Gobiernos y reguladores definan o revisen sus políticas con el fin de atraer más inversión.


El matizado atractivo de los países emergentes

Los autores observan que los inversores suelen buscar en las regiones emergentes operaciones que garanticen un ratio riesgo/rentabilidad satisfactorio. Entre los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) sobresale el gigante chino (puesto 21) por su crecimiento económico, desarrollo de los mercados de capitales y la fiscalidad favorable para los emprendedores.

De todas formas, y a pesar de su robustez, los BRICS y otros mercados emergentes, como México, Indonesia, Filipinas, Nigeria y Turquía, todos ellos muy poblados y con un gran potencial de crecimiento económico, siguen mostrándose débiles en la categoría de protección del inversor y gobierno corporativo, con la excepción de Sudáfrica. Así, por ejemplo, la puntuación de China en la categoría de actividad económica es de 113,2, mientras que apenas llega a 59,1 en la de protección del inversor y gobierno corporativo.

Los autores advierten que los inversores son demasiado optimistas respecto a las economías emergentes, probablemente porque "no quieren perder el tren", además de que no resulta fácil valorar las oportunidades reales de negocio que se presentan a lo largo y ancho del planeta. Por ello, les recomiendan encarecidamente que, antes de comprometer su dinero en operaciones a largo plazo, calculen los indicadores fundamentales del atractivo inversor de cada país a partir de los datos del índice o de otras herramientas parecidas.


Tendencias quinquenales (2011-2015)

Asimismo, los autores prefieren resaltar las tendencias quinquenales en lugar de los cambios anuales, pues estos últimos pueden ser fruto de la volatilidad, por lo que, aconsejan, se han de interpretar con cautela.

En los puestos más altos del índice de este año reina la estabilidad. Tan solo cabe destacar, en comparación con 2011, el ascenso de Reino Unido al 2º lugar en sustitución de Singapur por elfuerte aumento del crecimiento del PIB esperado y la mejora de las oportunidades para emprendedores, fruto de su mayor capacidad de innovación. Este avance sitúa a Reino Unido en el lugar que ostentaba antes de la crisis financiera. En cambio, Singapurbaja dos puestos debido a un pronunciado descenso del crecimiento del PIB esperado. Con todo, esta caída se ve compensada en parte por la mejora de los mercados crediticio y de deuda.

Entre los primeros veinte países de la lista, los que más han escalado de 2011 a 2015 son Nueva Zelanda (del puesto 15 al 9) y Malasia (del 18 al 12). Más abajo, Filipinas ha dado un salto extraordinario de 22 puestos, pasando del 64 al 42, gracias a su excelente puntuación en los indicadores económicos. Exhibe, además, unas proyecciones de crecimiento muy halagüeñas.

En la nómina contraria, la de los países que más han descendido, Chipre se lleva la palma con un desplome de 28 puestos hasta el 65. El país, duramente golpeado por la crisis, ocupa el último lugar de la lista en elindicador de la tasa de morosidad de los préstamos bancarios. Por otro lado, tampoco pintan bien sus perspectivas de crecimiento.


Ficha del índice

El Venture Capital and Private Equity Country Attractiveness Index, que este año alcanza su sexta edición, es un proyecto del Center for International Finance del IESE en colaboración con la Emlyon Business School. Sus autores son, por parte del IESE, Heinrich Liechtenstein, profesor de Dirección Financiera; Karsten Lieser, investigador docente, y Markus Biesinger, director de proyecto, y, por parte de Emlyon, Alexander Groh, profesor de Finanzas.

El atractivo inversor de los 120 países se mide a partir de su puntuación en seis categorías, que engloban 65 indicadores:

  • Actividad económica.
  • Profundidad de los mercados de capitales.
  • Fiscalidad.
  • Protección del inversor y gobierno corporativo.
  • Entorno humano y social.
  • Cultura emprendedora y oportunidades de negocio.

El IESE y Emlyon tienen previsto añadir más países en próximas ediciones, manteniendo siempre su comparabilidad.


Los colores de la inversión

El índice viene acompañado de un mapa de calor que ayuda a hacer un seguimiento de las tendencias por regiones. Así, Europa y Norteamérica son en gran medida verdes, lo que refleja su atractivo para el capital riesgo y el capital privado, mientras que en África domina el rojo, correspondiente a los mercados que todavía están en desarrollo. Sudáfrica y Marruecos son los países africanos que mejor puntuación obtienen, en los puestos 37 y 50, respectivamente. Aun así, Sudáfrica ha bajado cinco posiciones en cinco años, a diferencia de Marruecos, que ha avanzado seis gracias a sus progresos en las categorías de gobierno corporativo y seguridad jurídica.