Cafeterías o coches: ¿qué impulsa la movilidad urbana?

Volkswagen y SEAT, en un nuevo ciclo de conferencias

02/06/2015

Shanghai

“Nuestra visión del futuro de la movilidad se basa en las tres ‘c’: conectividad, comodidad y comunidad”, Wolfgang Müller-Pietralla, director de Previsión corporativa en Volkswagen / Foto: iStock

Para la generación Y, las cafeterías son más importantes que los coches, porque las primeras conectan a las personas.

Así lo asegura Wolfgang Müller-Pietralla, director de Previsión corporativa en Volkswagen. Ponente en la sesión inaugural de un nuevo ciclo de conferencias en el IESE sobre el Futuro de la Movilidad Urbana, Müller-Pietralla señaló las diferentes prioridades de la generación de los 80.

"Les preocupa el medio ambiente; utilizan tecnologías móviles; les gusta experimentar, y también formar comunidades. Para los fabricantes de coches, esto supone un gran reto", explicó. Y añadió que "nuestra visión del futuro de la movilidad se basa en las tres "c": conectividad, comodidad y comunidad".

Las innovaciones en las tecnologías digitales crearán una crecienteconectividad entre personas, vehículos e infraestructuras como, por ejemplo, carreteras y semáforos, señaló Müller-Pietralla. Y esta conectividad permitirá una mayor eficiencia en el transporte de personas y de bienes.


¿Hacia dónde se dirige la movilidad urbana?

Müller-Pietralla planteó las siguientes previsiones de desarrollo a 15 años vista:

  • Vehículos de tamaño mucho más variable, adaptados a tareas y segmentos de mercado específicos.
  • Una mayor comunicación entre los vehículos y las infraestructuras. Los semáforos se adaptarán a flujos mejor regulados, los conductores podrán ajustar sus rutas a las condiciones reales del momento, y los coches podrán aparcarse de forma autónoma, sin conductor, para optimizar el uso de los espacios disponibles.
  • Los coches y camiones sin conductor serán cada vez más habituales. Primero, en las autopistas y, más adelante, en las ciudades.
  • Compartir el coche y el uso cooperativo de los vehículos será cada día más frecuente.
  • Los sistemas de circulación serán más predictivos, una anticipación que aumentará la eficiencia de los transportes.

Uno de los proyectos actualmente en desarrollo que utiliza la conectividad es el casco interactivo de Volvo para ciclistas. Este dispositivo permite la comunicación con otros vehículos e informa, tanto al ciclista como a los conductores que se encuentran a su alrededor, de sus respectivas trayectorias, contribuyendo a evitar posibles accidentes.

Müller-Pietralla también se refirió a un sistema de entrega de paquetería que están desarrollando de forma conjunta Audi, Amazon y DHL. Este sistema será capaz de localizar el coche de un cliente y proporcionar al repartidor una llave que le permitirá acceder una sola vez al maletero del coche y entregar así las compras del cliente directamente en el vehículo de este.


Coches sin conductor: ¿preparados para arrancar?

Google se dio un baño de publicidad a principios de año, cuando presentó en San Francisco un prototipo de su proyecto de coche sin conductor. El gigante tecnológico anunció su intención de que el coche pudiera empezar a comercializarse en 2020, una fecha que Müller-Pietralla consideró demasiado optimista.

"No estoy convencido de que el proyecto de Google tenga éxito", declaró. "En cualquier caso, nosotros creemos que los sistemas de conducción automática no llegarán a las ciudades antes del 2030, ya que el entorno urbano puede resultar extremadamente complejo".

Según Müller-Pietralla, es posible que el sistema de Google requiera carreteras especiales. Eso significaría que los coches de Google tendrían que circular separados del resto de vehículos, algo poco práctico en las grandes ciudades.

También mencionó el hecho de que los propios ingenieros de I+D de Volkswagen empezaron a trabajar en la idea de coches sin conductor hará unos 10 años, y que su prototipo ya ha sido probado en California y ha llegado a desplazarse más de 900 km de forma autónoma.

"En su día se veía como algo propio de la ciencia-ficción, pero ahora estamos hablando de una área competitiva, y se avecina una gran batalla entre las empresas de coches tradicionales y las nuevas", se atrevió a aventurar –añadiendo que, a este respecto, Volkswagen está bien situada–. De todas formas, señaló, las empresas chinas se disponen a realizar grandes avances en el sector en los próximos años, por lo que todavía queda mucho trabajo por hacer.


Los valores conducen a la innovación

Volviendo al tema de la movilidad urbana y el futuro, Müller-Pietralla reflexionó sobre el papel fundamental de los valores en la innovación. Subrayó la importancia de que los nuevos desarrollos se basen en las necesidades y en las ambiciones de las personas.

"El futuro pasa por nuestros valores y no por los valores de los gobiernos o de las empresas automovilísticas", concluyó.

Acompañó a Müller-Pietralla el profesor del IESE Marc Sachon, quien presidió la conferencia junto al Dr. Christoph Waeller de SEAT.