Un país habitable para las generaciones futuras

Ricardo Setúbal, de Itautec, se dirige a los graduados del EMBA en São Paulo

23/06/2015

Ricardo Setúbal

“El crecimiento económico no basta”. Ricardo Setúbal, de Itautec, se dirige a los graduados del Executive MBA en São Paulo / Foto: Tito Rolón

"Creemos que ninguna tarea es imposible. Todo depende del alcance del espíritu humano, y de nuestra capacidad para ayudar a los demás". Este clima de optimismo, y también de celebración, fue el que predominó durante la ceremonia de graduación de la promoción 2015 del Executive MBA ISE-IESE en SãoPaulo este mes.

El presidente de la clase,Felipe Riera Michellotti, quiso rendir homenaje a sus compañeros, a los que calificó de "agentes de cambio", y subrayó el compromiso que todos ellos comparten para crear "un lugar mejor para nuestros hijos".

Expresó la misma opinión Ricardo Setúbal, presidente del consejo de Itautec. "El crecimiento económico no basta", indicó a los graduados. "Necesitamos una visión sostenible más amplia, que tenga como objetivo legar un país habitable a las generaciones futuras".


Enfrentarse hoy a los retos del mañana

La educación juega un papel "esencial" en ello, recordó Setúbal, como también lo hace el rol "cambiante" de los líderes empresariales, "que va mucho más allá de elaborar documentos", explicó a los graduados del EMBA. "Un líder debe cultivar una visión innovadora, y debe tener la capacidad de llevar a cabo esta visión, a la vez que controla los tiempos para garantizar la viabilidad de cada proyecto. En el mundo global de hoy en día, este tipo de liderazgo es el que otorga una gran ventaja sobre la competencia".

El MBA, dijo, tan solo es "una etapa de un largo viaje", antes de instar a los graduados a proseguir una formación continua, a ser creativos y a no dejar de pensar en el futuro, a la vez que manteniendo siempre una visión ética.

"La tecnología está cambiando constantemente la forma en la que hacemos los negocios, pero debemos tener presente que Brasil está atravesando unos tiempos difíciles tras haber adoptado una actitud negligente en lo que se refiere a las cuestiones éticas".

Setúbal también elogió el trabajo del IESE como referente de la excelencia académica, y por su "labor de guía hacia una transformación constructiva de la sociedad".


Crear empresas, desarrollar países

El profesor Jordi Canals, director general del IESE, admitió que la tarea que tiene por delante la promoción que ahora se gradúa podría parecer "imposible" en este contexto de complejidad política y económica. No obstante, animó a los graduados a aprovechar todas las oportunidades que se presenten para convertir los retos en oportunidades para el cambio y el crecimiento.

"El deseo de hacer que nuestro mundo sea un lugar mejor es poderoso; y lo es tanto que puede ayudarnos a transformar las empresas en las que trabajamos –así como la sociedad que nos rodea– para mejor".

Y los valores, reflexionó Canals, son lo que sostiene el trabajo que nos aguarda: "no podemos crear una empresa o contribuir a desarrollar un país si no tenemos valores o referentes".

"Este es el modelo que queremos para los emprendedores y directivos en el ISE y en el IESE", añadió. "Líderes que conozcan perfectamente los mejores métodos y conceptos del management, pero que la vez sean capaces de pensar en los demás, participando en su desarrollo y ayudándoles a crecer como profesionales".

Suscribió dichos comentarios José Paulo Carelli, director general del ISE, que llamó a los líderes empresariales del mañana a "ir un paso más allá".

"Las verdaderas necesidades de nuestra sociedad no son tan solo económicas o políticas. Ya hemos sufrido crisis económicas y políticas, especialmente la crisis financiera que se inició a principios de la pasada década, y todas ellas son el resultado de una crisis mucho más seria: la crisis ética".

Centrarse en la "formación técnica" a expensas de la "educación ética", explicó Carelli, ha hecho que demasiadas empresas acaben en manos de "aquellos que no reúnen las cualidades necesarias para ejercer un liderazgo ético".

Los graduados de la promoción 2015 son, añadió, una fuente de "optimismo y esperanza" en el contexto de los retos a los que deberá enfrentarse Brasil.


"37 brillantes agentes de cambio"

El presidente de la clase, Felipe Riera Michellotti, rindió su particular homenaje al grupo de "37 brillantes agentes de cambio" y al "muy intenso viaje" que han compartido: "no menos de 36 fines de semana, cinco semanas intensivas, incalculables horas de dedicación. No sé ni cuántos casos, páginas y palabras habremos llegado a leer a lo largo de los últimos 20 meses. Y en todo momento, nuestros profesores nos han ayudado a acometer este viaje con gran profesionalidad".

Michellotti también tuvo palabras para agradecer el papel del IESE al proporcionar los conocimientos, herramientas y competencias basadas en principios éticos, y su compromiso para "generar una sociedad más positiva".

"Todos nuestros esfuerzos han merecido la pena".