¿Programa Doctoral en el IESE? Una elección que te cambia la vida

Candidatos y doctores describen su experiencia en nuestra escuela

13/10/2015

PhD

Los estudiantes del Programa Doctoral del IESE trabajan codo a codo con docentes y académicos de todo el mundo / Foto: Fernando Bagué

Cursar el Programa Doctoral en el IESE te cambia la vida por completo.

En una frase, ése sería el resumen de las diferentes opiniones de un grupo internacional de estudiantes y graduados del programa, que durante su paso por el IESE se han dedicado a investigar sobre las áreas más diversas.

Una investigación y un claustro de primera clase

La reputación del IESE es uno de los factores que todos los estudiantes del Programa Doctoral, sin excepción, citan como clave para haber escogido realizar aquí sus investigaciones. “Quería ir a una escuela de negocios que fuera mundialmente prestigiosa, tanto en la docencia como en la investigación”, asegura Stephan Winterhalter, investigador visitante en el IESE que se encuentra completando su doctorado en la Universidad de St. Gallen.

Federica Foce Massa Saluzzo es de la misma opinión. Sus intereses pasan por las relaciones bidireccionales entre empresas y organizaciones sin ánimo de lucro, y el equilibrio entre la estabilidad financiera y las reivindicaciones ideológicas, y a eso dedica sus investigaciones en su puesto de post-doctoral fellow en la Universidad de Bolonia.

“El IESE tiene muy buenos resultados en lo que se refiere a investigación, y también ofrece un gran apoyo financiero a los estudiantes. Si a eso añadimos la oportunidad de vivir y trabajar por un tiempo en Barcelona, ¡la elección era muy fácil!”, comenta la investigadora.

Defender tu posición

Algunos de los aspectos más satisfactorios de la experiencia IESE son la posibilidad de intercambiar opiniones, y la oportunidad de pasar de la teoría a la práctica, añade Massa. “Y eso se mantiene hasta el final, hasta la defensa de la tesis”.

“Tienes la ocasión de conocer lo que opinan sobre tu investigación prestigiosos académicos; también puedes mantener profundas conversaciones con los profesores, todos ellos grandes expertos, sobre algo que te apasiona; y por último, tienes la sensación de deber cumplido y de fin de etapa”.

Es más, dice Massa: “la defensa de la tesis no tan solo fue el momento más gratificante del doctorado, sino uno de los mejores días de mi vida”.

Grandes oportunidades de networking

Los estudiantes del Programa Doctoral del IESE trabajan codo a codo con docentes y académicos de todo el mundo. Además de generar un entorno dinámico, esa mezcla de nacionalidades y trayectorias crea valiosas oportunidades de networking. Minna Paunova, que se doctoró en comportamiento de las organizaciones en el IESE, centró su investigación en el liderazgo dentro de los equipos plurinacionales.

“Pude crear una red de académicos, profesores y estudiantes de doctorado bastante extensa, que abarca países de todo el mundo. Creo que iremos manteniendo el contacto, y que podremos colaborar en el futuro. Ese fue sin duda uno de los aspectos más interesantes del tiempo que pasé aquí”.

Un doctorado para acelerar tu carrera profesional

Los estudiantes coinciden también en que el rigor académico y la investigación puntera que se genera en el IESE se traducen en mejores perspectivas profesionales. Florian Deutzmann cursó su doctorado en marketing en el IESE en 2014, y ahora es profesor de la misma especialidad en la Universidad Erasmus de Rotterdam.

“La oportunidad de colaborar estrechamente con prestigiosos académicos de mi campo, y de recibir el apoyo necesario para poder ampliar mis conocimientos, tanto dentro como fuera del IESE, ha sido un factor muy positivo en el inicio de mi carrera académica”.

Además, aquellos que estudian el doctorado en el IESE acaban el programa con una excelente base en gestión de empresas y economía, gracias al enfoque holístico de dirección general y multidisciplinar de la escuela.

En la actualidad, Minna Paunova es profesora adjunta en el departamento de Comunicación Empresarial Internacional en la Copenhagen Business School, y anteriormente, fue investigadora post-doctoral en la Technical University of Denmark. Y sus palabras no contienen más que elogios para el claustro de profesores del IESE: “recibí una formación excepcional en metodologías cuantitativas, que creo que me será muy útil en el futuro, y que sin duda me diferencia de mis colegas en otras escuelas europeas.”

Federica Massa recomienda encarecidamente visitar el campus de la escuela. “Sin duda, has de venir aquí, conocer a los profesores, y aprovechar para charlar con los candidatos actuales. Llegarás a experimentar la vida en el campus, y también ver cómo es la ciudad de Barcelona”.