HP o la reinvención de un gigante tecnológico

El presidente del negocio de impresión de HP Inc. explica el proceso de renovación de la compañía

04/04/2016 Barcelona

Enrique Lores

Enrique Lores, presidente de Imagen, Impresión y Soluciones de HP Inc.: “Queremos poner el foco en la experiencia emocional de imprimir” / Foto: Quim Roser

El pasado noviembre de 2015 Hewlett-Packard culminó una reestructuración histórica con la división de una compañía que había iniciado su andadura hace 77 años. El gigante tecnológico americano, una de las 500 principales empresas de la lista Fortune, se separaba en dos firmas totalmente independientes: HP Inc. y Hewlett Packard Enterprise.

La primera de ellas se dedicaría al negocio de PCs, impresoras y dispositivos, tanto a profesionales como a particulares. La segunda, a la prestación de servicios empresariales (servidores, equipos de almacenamiento y networking). Cada una de ellas con una facturación de 50.000 millones de euros y unos beneficios anuales de cerca de 4.000 millones

“Fue una de las separaciones empresariales más complejas de la historia: partíamos de una empresa con más de 200.000 clientes y partners, más de 300.000 empleados en 170 países, 2.700 cuentas bancarias, entre otras cifras”. Lo explica Enrique Lores, presidente de Imagen, Impresión y Soluciones de HP Inc. y responsable del proceso de división de la legendaria empresa de Silicon Valley, durante una sesión dirigida a los MBA en el IESE de Barcelona. 


¿Dos mejor que una? 

Según Lores, esta escisión en dos modelos de negocio diferentes y con competidores distintos suponía “recuperar parte del espíritu de startup” con el que la empresa nació en un garaje de Palo Alto en 1939. “Era nuestra oportunidad para crear una nueva compañía que pudiera perdurar en el tiempo y, a la vez, generar valor para nuestros accionistas”.

“Queríamos el corazón de una startup con el músculo y el cerebro de una de las principales compañías tecnológicas del mundo”.

Enrique Lores, presidente de Imagen, Impresión y Soluciones de HP Inc. y responsable del proceso de división del gigante tecnológico


A
hora somos mucho más ágiles y más pequeños y, por lo tanto, podemos cambiar nuestro destino”, asegura Lores. 

HP había tomado algunas decisiones poco acertadas en los últimos años que le habían hecho perder el rumbo. Una de ellas fue la compra de Compaq, una megafusión que llegó justo en el momento en el que los móviles empezaban a arrinconar a los PC y las ventas de portátiles atravesaban una situación complicada. 

“Necesitábamos reinventarnos, lo cual es mucho más fácil cuando estás orientado a un cliente pequeño que cuando eres un gigante”, apunta Lores. “Queríamos el corazón de una startup con el músculo y el cerebro de una de las principales compañías tecnológicas del mundo”. 


De imprimir documentos a imprimir emociones

Uno de los objetivos de HP Inc. a medio plazo es reconectar con los millenials, una generación nacida para vivir en torno a la tecnología pero que no tiene el hábito de imprimir. ¿Cómo? Facilitándoles la posibilidad de hacerlo directamente desde sus dispositivos móviles.

En palabras de Lores, “queremos poner el foco en la experiencia emocional de imprimir, no en la impresión en sí. Se trata de redefinir lo que es imprimir y darle emoción a la impresión”.

“Las nuevas generaciones buscan la satisfacción inmediata y quieren tener la impresión al momento, no cuando llegan a casa. Por eso estamos explorando nuevas fórmulas que pasan por imprimir en superficies distintas al papel, como la piel, o la pared”.

HP también ha lanzado Instant Ink, un programa online que pretende combatir las dos principales quejas de los usuarios a la hora de imprimir en casa, el precio de la tinta y los fallos en el cartucho. Con Instant Ink el usuario se registra y, a cambio de una pequeña cantidad mensual, HP le repone la tinta en su domicilio siempre que la necesite. Lores presume de que este servicio ha crecido más desde su lanzamiento que Netflix o cualquier otro servicio online.


El rentable 3D

El gigante de la tecnología también ha visto en el 3D una oportunidad de negocio y prevé lanzar este otoño su primera impresora 3D. En palabras de Lores, será “la más rápida, precisa y barata del mercado”. 

La impresión 3D ha revolucionado la fabricación de objetos y permitirá que casi cualquier objeto pueda ser diseñado o impreso en tres dimensiones desde casa, de manera que supondrá una inversión económicamente atractiva para el hogar. Con la bajada de precios estas impresoras se convertirán en un dispositivo de consumo masivo, lo que transformará totalmente la industria de la impresión. Según Lores, “este será el área de negocio de HP que más crecerá en los próximos 10-15 años”.