"Los errores deben servir para continuar aprendiendo"

Pau Gasol reflexiona sobre liderazgo, deporte y educación

17/08/2016 Madrid

Pau Gasol

“El jugador grande es el que se crece en la dificultad y es capaz de asumir tanto el éxito como el fracaso”, asegura Pau Gasol / Foto: Raúl Urbina

 

“El jugador grande es el que se crece en los momentos de dificultad, toma la responsabilidad y es capaz de asumir tanto el éxito como el fracaso. Ahí radica la diferencia entre un líder en la pista y otro que no lo es. Y si uno falla, debe aprender de los errores. Cuando se ha sufrido una decepción, ésta debe servir para seguir aprendiendo e intentar ser todavía mejor”. La afirmación de Pau Gasol (Barcelona, 1980) demuestra que es un líder dentro y fuera de las pistas de baloncesto. El mejor jugador en la historia del básquet español protagonizó la última sesión de continuidad de este curso organizada por la Asociación de Antiguos Alumnos

En una conversación con el profesor Santiago Álvarez de Mon, el deportista repasó su trayectoria y deslizó interesantes reflexiones sobre cuestiones como liderazgo, educación e impacto social, aspectos muy vinculados al mundo del deporte.

Gasol lleva 15 años jugando al máximo nivel en la NBA, donde conquistó dos campeonatos con Los Angeles Lakers. Un logro absoluto, ya que los jugadores que militan en la liga de baloncesto americana no suelen estar más de cuatro años y medio. La clave de su éxito radica en la ambición. Lejos de conformarse, mantiene intactas la ilusión y la pasión, y quiere seguir en la cima algunos años más. “El recorrido de un deportista de élite es corto, por eso quiero seguir disfrutando de este regalo que me ha dado la vida y dar lo mejor de mí mismo dentro y fuera de la competición”, aseguró.


“Hay que ser inconformista”

Durante la sesión con Álvarez de Mon, autor de un caso de estudio sobre este deportista irrepetible, el pívot español admitió la importancia que la educación recibida desde niño ha tenido en su desarrollo personal. “Es necesario seguir formándose, estar preparado para no conformarse, seguir teniendo interés por las cosas”, apuntó. Desde muy pequeño su meta fue triunfar en el baloncesto, pero más allá de la canasta, tuvo otras inquietudes como el piano y la medicina.

Compañerismo, trabajo en equipo, sacrificio, empatía, adaptación al cambio, fortaleza mental, espíritu de superación, disciplina, cultura del trabajo, actitud constructiva, aprender a lidiar con la incertidumbre y a gestionar los errores son aspectos que explican el liderazgo de Pau Gasol. Todos ellos son, además, atributos fundamentales para cualquier directivo con responsabilidades y obligado a tomar decisiones.

Gasol aterrizó en la NBA con 21 años, tras quedar tercero en el draft. Era el año 2001 y su primer equipo fue Memphis, donde jugó seis temporadas y media. Después militó en Los Angeles Lakers, Chicago Bulls y ahora, a los 35 años, inicia una nueva etapa en San Antonio Spurs. La casualidad hizo que Gasol hablara por primera vez de su flamante fichaje por los Spurs en el campus de Madrid. “No ha sido una decisión fácil y el proceso de elección ha sido estresante. He sopesado muchas cosas antes de dar el paso, pero estoy muy contento. Creo que puedo encajar bien en su estilo de juego, me gusta su filosofía y el equipo tiene una plantilla ganadora que siempre rinde a un gran nivel”, admitió el campeón español.

Siempre rodeado de los mejores jugadores y entrenadores del mundo, y siempre manteniendo los pies en el suelo. “Más allá de ser deportista, soy persona. Para mí es importante mantener la estabilidad y la perspectiva de saber quién soy, de dónde vengo. Tengo la suerte de jugar al baloncesto y meter canastas, pero ya está”, reconoció.

La retirada no entra en sus planes a corto y medio plazo, pero sabe que tarde o temprano llegará ese momento que no contempla con angustia. Por eso considera fundamental tener objetivos cuando se aleje de la primera línea mediática. “Quiero seguir teniendo un impacto a nivel social y contribuir a cambiar la vida de los demás, seguir vinculado de alguna manera al deporte, que es una herramienta muy eficaz para ayudar a cambiar y mejorar, y aprovechar la experiencia adquirida después de tantos años. Me gustan los retos, y quiero mantenerlos cuando me retire”, admitió.


Impacto social y responsabilidad

El impacto social de Pau Gasol es innegable. A través de la Gasol Foundation, junto a su hermano Marc, trabaja a favor de la salud infantil y el fomento de hábitos de vida saludables. También es embajador de UNICEF, y siempre que puede intenta ayudar a los niños que crecen en países en dificultades. “Vivo esos viajes con mucha humildad y responsabilidad, y creo que es una manera muy noble de usar ese impacto a favor de la infancia más desfavorecida”, incidió.

Ese compromiso social le llevó, hace pocas semanas, a advertir de los riesgos que el virus del zika podría tener en los atletas y miles de personas que se acerquen este verano a los Juegos Olímpicos de Río 2016. “Me informé bien y asumí la responsabilidad de transmitir a mi país toda esa información que recabé sobre el zika. Creo que fue una acción muy positiva porque sirvió para abrir el debate, concienciar a la gente y meter presión a las instituciones y responsables de los Juegos Olímpicos”, concluyó. Palabra de campeón.

">