La decisiva contribución de Harvard al desarrollo del IESE

Jordi Canals edita un libro con las claves de la alianza

27/07/2016 Barcelona

Harvard Business School

Decanos y vicedecanos de Harvard y del IESE reflexionan sobre la colaboración de las dos escuelas y sobre la dirección de empresas / Foto: IESE

El profesor Jordi Canals, director general del IESE, acaba de editar el libro IESE’s Global Development: The Purpose and Impact of the Harvard Business School-IESE Committee (Eunsa 2016). En este volumen decanos y vicedecanos de la Harvard Business School y del IESE – Universidad de Navarra presentan las claves de la formación de directivos y las decisivas aportaciones de la escuela de Boston en el desarrollo del IESE mediante el Harvard-IESE Committee, desde 1963.

Los autores reflexionan sobre la profesión de la dirección de empresas; sobre qué formación necesitan los directivos y empresarios; sobre cómo puede situarse a la persona en el centro de la empresa y dirigir con valores; qué función desempeñan las empresas en la sociedad actual; cómo puede una institución mantener su relevancia ante los cambios de entorno, actualmente veloces y en ocasiones drásticos.

Según Canals, para el IESE los profesores de la Harvard Business School han constituido un referente: “Han ayudado a definir la estrategia y a tomar decisiones complejas en el mundo de la formación en dirección de empresas. Los miembros del claustro de Harvard han sido los colegas más lúcidos y los amigos más generosos que podíamos aspirar a tener”.


Gigantes del management

Esta obra reúne algunos discursos históricos –de George P. Baker y John H. McArthur y Nitin Nohria, entre otros– con artículos nuevos escritos por los protagonistas de este medio siglo de colaboración.

Abre el libro el discurso del profesor y decano de Harvard Business School George P. Baker en la primera graduación del MBA del IESE en 1966. Baker destacó que “en cada sociedad y en cada época el liderazgo que perdura, que los hombres y mujeres han secundado y aclamado, es aquel liderazgo consciente de la responsabilidad social del prestigio y del poder”.

“Ciertamente, sólo las empresas que son eficientes y rentables pueden contribuir al desarrollo de la sociedad” –señala Baker–. Obtener beneficios y tener las cuentas saneadas es la primera obligación del empresario. Pero, con una situación económica sólida, la forma en que la empresa desempeñe su función social ayudará a configurar no sólo el nivel de vida de una región, de una nación, sino también las oportunidades de sus ciudadanos y el respeto a la dignidad de cada persona”.

“De hecho –concluye Baker– la forma de cumplir con la responsabilidad social determinará la fortaleza de la empresa a largo plazo”. Y, en definitiva, el desempeño de una compañía “es fruto de la suma de las decisiones que toman sus directivos”.


Directivos responsables

La formación de directivos eficientes y socialmente responsables es el hilo conductor del libro. El primer director general del IESE, el profesor Antonio Valero, señala la necesidad de formar tanto a los directivos de empresas privadas como a los de instituciones públicas. En su discurso también en la primera graduación del IESE, apuntaba que los directivos deben conocer sus capacidades y sus limitaciones y ser capaces de reconocer sus errores y aprender de ellos.

El profesor Carlos Cavallé, miembro del primer Harvard-IESE Committee y posteriormente director general del IESE, recuerda a los profesores de Harvard que ayudaron al IESE en los primeros años del Comité, Steve Fuller, Ralph Hower, Franklin E. Folts y Harry L. Hansen, su extraordinaria categoría y sus aportaciones. Mientras el profesor Pedro Nueno reflexiona sobre los valores compartidos por ambas escuelas y destaca la magnanimidad de los profesores de Boston en su colaboración.

El libro también recoge el análisis del decano de Harvard John H. McArthur sobre la “pasión por los valores humanos en la formación para la dirección”, que pronunció al recibir el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Navarra.


Complejidad, innovación y valores

El que también fue decano de la escuela de Boston Jay O. Light presenta una perspectiva histórica de la formación de directivos con los principales hitos que la configuran, y señala también algunos retos actuales. El profesor Light señala que la formación principal de los directivos no son las técnicas ni las herramientas, sino la capacidad de afrontar situaciones complejas y de descifrar cuáles son las cuestiones realmente importantes; la capacidad de analizarlas prudencialmente para una adecuada toma de decisiones, y la capacidad de liderazgo para implementarlas en la organización.

El actual decano de Harvard, Nitin Nohria, destaca en su artículo la necesidad de la innovación continua en la formación de directivos y de la generación de nuevas ideas y soluciones para las empresas.

Jordi Canals cierra el volumen con un análisis de la influencia de las aportaciones de Harvard en el impulso del IESE hasta su desarrollo actual. Y concluye destacando “la importancia de líderes con valores y orientados al servicio de las personas y de la sociedad”.