Gobiernos corporativos eficientes, empresas más competitivas

IV Foro Anual del Consejero

07/06/2016 Madrid

Elvira Rodríguez

El código de buen gobierno ha favorecido la competitividad de la economía, según la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez / Foto: KPMG

“Un proyecto empresarial fuerte y con sentido de duración en el tiempo tiene que basarse, obligatoriamente, en un gobierno corporativo fuerte e independiente”. La reflexión la pronunció el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante el IV Foro Anual del Consejero, celebrado esta semana en el campus de Madrid. El evento, organizado por el IESE junto a KPMG, El País y AON, sirvió para debatir los nuevos retos que afrontan los gobiernos de cada organización, en un entorno de mayor exigencia por parte de los distintos grupos de interés.

En opinión de Goirigolzarri, un buen gobierno corporativo “es decisivo para una compañía a medio y largo plazo”. “Si es bueno no suma frente a inversores internacionales, pero si es malo resta”, añadió.

El presidente de Bankia admitió que es necesaria una revisión a la baja de los sueldos que consejeros y directivos cobran en el sector bancario. "Las remuneraciones han sido tradicionalmente altas porque las rentabilidades también lo eran. Pero ahora, con unas rentabilidades bajas, las retribuciones deben acompañar la caída", reconoció.

Goirigolzarri definió el consejo de administración como “el senado de una empresa”. “Y una empresa es mucho más que meros resultados financieros: son sus empleados, sus clientes, sus stakeholders…”, aseguró. En su opinión, los miembros de un consejo deben actuar como un equipo y deben tener una especial sensibilidad en el entendimiento y en la gestión de riesgos, así como en la atracción y retención del talento. Además, destacó el papel “muy activo” que los consejos juegan hoy en la definición de la estrategia empresarial.
 

Un año del código de buen gobierno

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, avanzó que las empresas cotizadas españolas cumplen con el 82 % de las recomendaciones del código de buen gobierno corporativo, en vigor desde el año pasado. Rodríguez también destacó que un 30 % de estas compañías asegura cumplir el 90 % de las recomendaciones incluidas en el código, mientras que las empresas del IBEX 35 cumplen con estas recomendaciones en un porcentaje del 88 %. También ha aumentado la presencia femenina en los consejos de administración: el 75 % de las compañías españolas que cotizan en Bolsa cuentan con mujeres en sus órganos de gobierno. Un porcentaje que se dispara hasta el 97 % en las compañías del IBEX.

“Los datos de seguimiento son bastante elevados, teniendo en cuenta que es el primer año de aplicación. La cuestión es si se siguen de verdad o el papel lo aguanta todo. Las prescripciones de transparencia son una magnífica herramienta de control y de contraste para dar garantía de lo declarado”, señaló la presidenta de la CNMV.

Rodríguez insistió en que la labor de los consejeros implica “mucha responsabilidad”. “A los consejos no se va para cobrar dietas. A las reuniones se va para gestionar bien una empresa”. Asimismo, se felicitó porque el código de buen gobierno ha afectado, para bien, a la competitividad de las compañías españolas. “Hoy nuestras empresas están en mejores condiciones de recibir financiación por parte de los mercados internacionales”, sostuvo.
 

“Recuperar la confianza”

El ministro de Economía, Luis de Guindos, coincidió en que muchos de los cambios legislativos adoptados en los últimos años han facilitado la recuperación de la economía española. “Esos cambios nos han servido para recuperar la confianza y, con ello, mejorar la transparencia y la productividad empresarial. La transparencia es más importante que el capital. No hay nada tan decisivo como que te crean, sobre todo si de ello depende que logres financiación", afirmó durante la clausura de la jornada.

En su opinión, la fuente de la confianza se basa precisamente en la transparencia. “Y sin confianza no hay crecimiento”, advirtió el ministro. De Guindos alabó el código de buen gobierno, aprobado durante esta legislatura por la CNMV. “Se ha reforzado el papel de la junta de accionistas. Ahora los propietarios de las compañías, por ejemplo, tienen el poder de aprobar la política de retribuciones del consejo cada tres años”, recordó.