TEDxIESEBarcelona: el poder de las buenas historias

Profesores, directivos y alumnos inspiran en la 1ª edición de la conferencia

15/03/2016 Barcelona

TEDxIESEBarcelona

A través de la magia, Mariano Torrente explicó en su ponencia en TEDxIESEBarcelona cómo cada día pueden suceder cosas extraordinarias / Foto: Arjun Rajagopal

Entras en Wallkill Correctional, una prisión de seguridad media situada en la remota ciudad de Shawangunk (estado de Nueva York). Atraviesas sus lúgubres pasillos y llegas a una sala donde te encuentras con un grupo de 50 reclusos. Tu misión: convencerles de que “ellos pueden ser las personas más ricas del mundo”. ¿Es posible enfrentarse a tamaño reto y descubrir que, años más tarde, uno de los reclusos se sintió apelado por tu discurso, logró rehacer su vida como ciudadano y montó un exitoso negocio?

Es una historia verídica que protagonizó Vincent Ogutu, profesor y vicedecano para Executive Education de la Strathmore Business School, en Kenia. Su capacidad de conmover a la audiencia reclusa, explicando que “lo que hace rica a una persona son virtudes como la humildad, la fortaleza o la paciencia” obró el milagro en Wallkill.

Y también logró levantar a la audiencia de la primera edición de la conferencia TEDxIESEBarcelona, impulsada por los alumnos del Innovation Club del MBA, y que reunió a más de 300 personas entre asistentes y conexiones por streaming.

Además de la charla de Ogutu, otros ocho ponentes demostraron el poder de una buena historia para transmitir “ideas que merece la pena diseminar”, como anuncia el slogan de las conferencias TED.


Llegar al corazón

Álex Aranzábal, presidente del Club de Fútbol SD Eibar, relató cómo logró reflotar un club de tercera división española (2ª B) gracias a su capacidad de “conectar con el alma” de la comunidad vasca. “Entender que somos pequeños y pobres nos dio la fortaleza y legitimidad para contar al mundo nuestra necesidad de obtener financiación en una campaña de crowdfunding global”.

El profesor de Iniciativa Emprendedora e Innovación del IESE Tony Dávila recurrió a la historia del fabricante de sombreros que abastecía a su abuelo y a todos los varones de su generación, pero que quebró cuando la moda cambió y estos dejaron de cubrir sus cabezas. Para no acabar como el sombrerero, “necesitamos centrar la atención en lo que pasa fuera de nuestras organizaciones”, apuntó. “Hoy tenemos empresas que son como coches con grandes cuadros de mandos, pero con ventanas muy pequeñas. Necesitamos organizaciones con ventanas mucho más grandes para mirar al exterior”.

A Farah Yasmine Shakir, estudiante del programa doctoral del IESE especializada en management intercultural, le bastó explicar cómo se sentía en su infancia cuando trataba de justificar su origen pakistaní-canadiense, de nombre arábigo y conexiones judías, para demostrar que, a pesar de la globalización, estamos muy lejos de conectar con otras culturas.

“La actual crisis de los refugiados es un claro ejemplo de la falta de conexión con personas de otras culturas. La única forma de superarla es a través del corazón. Lo que importa es el sentido de pertenencia”, afirma Shakir.


Ideas con mucha razón

La conferencia también contó con expertos de campos pioneros como la gestión del medioambiente, de la sanidad, y el emergente sector de las fintech.

Arun Jayadev (MBA '08), cofundador y COO de la firma AM Technology dedicada a mitigar los efectos de la contaminación, arrancó con un argumento irrefutable: “Si crees que la economía es más importante que la contaminación, prueba a contar dinero mientras contienes tu respiración”. Su conferencia inspiró a los ponentes sobre el impacto de la polución dentro y fuera de los edificios.

Charles Ehredt, inversor business angel y ex directivo con experiencia en el sector de Internet, provocó a la audiencia con una idea que vale “200.000 millones de dólares”, el equivalente a las comisiones por transacciones que hacen los bancos. En su opinión, “estamos en el filo de una gran revolución de los pagos electrónicos”, pero las monedas electrónicas como Bitcoin no acaban de despegar porque no consiguen llegar a un estándar compartido. La solución está, según Ehredt, en los programas de fidelización que aúnan muchas empresas de distintos sectores.

Por su parte, la colaboradora científica del IESE especializada en gestión sanitaria, Magda Rosenmöller, habló de la danza como un remedio para sanar o prevenir enfermedades. Pero también para sanar nuestro sistema sanitario en sí mismo, demasiado centrado en curar enfermedades críticas con alta tecnología, y poco dado a aprovechar las capacidades de conexión con uno mismo y con el cuerpo que brinda la danza. “Bailemos –dijo Rosenmöller–, pero hagámoslo también con el mundo de la salud”.


Capacidad de sorprender

Las conferencias TED se caracterizan por su capacidad de sorprender con nuevas ideas y enfoques sobre temas clásicos.

El profesor de Dirección Comercial del IESE Carlos García Pont abordó el tema de la delegación y la capacidad de los líderes de contar con equipos comprometidos a partir de los datos de un experimento entre directivos. La mayoría de ellos aseguraban delegar decisiones en sus mandos intermedios, pero un 80% de ellos cambiaban esas decisiones si no eran de su agrado, algo que un 82% de ellos detestaban sobre sus superiores. “Para ser el jefe que te gustaría tener –afirma García Pont– es necesario cambiar la lista de tareas por la responsabilidad de los equipos".

Cerró la conferencia el estudiante del MBA y aficionado al ilusionismo Mariano Torrente (MBA ‘16). A través de un persuasivo discurso apoyado con juegos de magia y humor, recordó que, debido a las nuevas tecnologías, estamos más distraídos que nunca y nos resulta muy difícil prestar atención a las cosas. Esto nos impide apreciar lo importante y disfrutar de los momentos. “Necesitamos recuperar urgentemente la capacidad de seguir maravillándonos”, instó.


Los vídeos de las conferencias TEDxIESEBarcelona estarán disponibles en próximas semanas en la web del evento.