"Construir muros más altos no nos va a salvar del cambio global"

Ian Goldin anima a abrazar el cambio en la Global Alumni Reunion

11/11/2016 Barcelona

Ian Goldin
“Debemos integrar el riesgo sistémico en la toma de decisiones empresariales”, Ian Goldin durante la Global Alumni Reunion 2016 / Foto: Edu Ferrer

“La globalización no ha muerto… todavía”, según el profesor del IESE y experto mundial Pankaj Ghemawat. Los datos sobre el impacto en los intercambios comerciales del brexit así lo corroboran, pero “los resultados de las elecciones norteamericanas podrían llegar a hacerlo”.

Estas son algunas de las opiniones que se han vertido hoy durante la reunión anual de antiguos alumnos del IESE, celebrada en Barcelona. Los más de 2.000 directivos reunidos han debatido sobre el impacto de los últimos acontecimientos globales en los negocios, y las oportunidades que plantean la ciencia y la tecnología para resolver los problemas sociales y empresariales más acuciantes.

Según el profesor de la Oxford Martin School, Ian Goldin, “el sistema actual es completamente inadecuado para gestionar los retos de la globalización”. En su opinión, existe un descontento justificado por el aumento de las desigualdades, pero debemos distinguir entre los datos de “desigualdad absoluta” y “desigualdad relativa”.

“Debemos integrar el riesgo sistémico en la toma de decisiones empresariales, de no hacerlo la globalización podría ser vista como una amenaza”, señala Goldin.

Para cambiar esta situación, Goldin sugiere trabajar en las siguientes direcciones:

  • desarrollar una comunidad global que ayude a reducir los riesgos sistémicos;
  • pensar en el largo plazo;
  • cultivar la flexibilidad y la resiliencia del sistema financiero;
  • impulsar la ética como el único modo de luchar contra el descontento; 
  • y que los líderes empresariales con visión global se involucren en la política.

“Construir muros más altos no nos va a salvar del cambio global”, concluye el profesor de Oxford.

Los profesores Ghemawat y Goldin han compartido panel con la secretaria general de la Conferencia Iberoamericana, Rebeca Grynspan. Grynspan ha recordado que “el Indíce de Desarrollo Humano ha mejorado en todo el mundo gracias a la globalización, pero se han incrementado las desigualdades y el impacto negativo sobre el medioambiente”. “El sentimiento antiglobalización es el mayor riesgo al que nos enfrentamos hoy –asegura–. Está inspirado en el miedo y el odio y no ofrece una alternativa”.


Un nuevo “renacimiento”

A pesar del descontento global, los expertos advierten que se abre un periodo de grandes oportunidades, gracias a la tecnología y a la conectividad global.

En palabras de Goldin, “nos encontramos ante un periodo de renacimiento. Todo lo que conocíamos hasta ahora está cambiando. En etapas como esta es cuando más nos jugamos”. Y es que, como ya sucedió durante el renacimiento histórico, junto a los grandes desarrollos se producen grandes desequilibrios. “Cuando el ritmo del cambio es más elevado, la gente se queda atrás más deprisa. Por ello, la sociedad necesita estar más preparada para el cambio”, afirma Goldin.

Uno de los ámbitos que más ha evolucionado en los últimos años es el de la salud. “Podemos prolongar la vida con la tecnología, pero es importante que prevengamos las enfermedades degenerativas [causadas por el envejecimiento] con educación desde la edad temprana”, asegura el doctor Valentín Fuster en la sesión sobre Ciencia e Innovación.

En relación a los avances científicos que llevan a esta mayor esperanza de vida, el director del Instituto Cardiovascular del Mount Sinai Hospital de Nueva York, advierte de sus elevados costes y destaca la importancia de educar a los más jóvenes. “La tendencia hoy es promover los hábitos saludables en los niños, que son mucho más moldeables que los adultos”.


Impulsando el cambio

A lo largo de la jornada han participado más de 20 ponentes cuyas ideas contribuyen a impulsar el cambio en distintos sectores y ámbitos de la empresa. Entre ellos destacan nombres como Deborah DiSanzo, directora general de IBM Watson Health; Francis Okomo-Okello, consejero del Barclays Africa Group; antiguos alumnos emprendedores como Carlota Pi, de Holaluz o Timo Kerzel, de Telanto; Marc Puig, presidente y CEO de Puig; y Luis Maroto, CEO de Amadeus, entre otros.

Pero los impulsores del cambio no han estado solo sobre el escenario. Como ha apuntado el director general del IESE, Franz Heukamp, “todo lo que hemos hecho en el IESE en el pasado y lo que podamos hacer en el futuro se ha hecho a través de sus 45.000 antiguos alumnos. La Global Alumni Reunion es una gran ocasión para escucharles y contribuir con ellos al cambio”.