El dinamismo laboral en España alcanza su máximo nivel desde 2010

1 de cada 5 personas ha cambiado de trabajo, según el Índice de Dinamismo Laboral Meta4 IDL

17/11/2016 Madrid

iStock | Rawpixel Ltd
En los últimos tres meses, uno de cada cinco puestos de trabajo ha experimentado un cambio de trabajador, según el Índice de Dinamismo Laboral Meta4 IDL / Foto: iStock | Rawpixel Ltd

El dinamismo laboral, medido por el indicador Meta4 IDL, ha alcanzado un 19.8% durante el tercer trimestre de 2016. Esto significa que, durante estos tres meses, uno de cada cinco puestos de trabajo ha experimentado un cambio de trabajador. El Indicador de Dinamismo Laboral (IDL) registrado en este periodo sigue su tendencia al alza iniciada a principios de 2011, y ha alcanzado su máximo histórico registrado desde 2010.

El IDL, elaborado por el IESE y Meta4, continúa registrando un alto y creciente dinamismo en el mercado laboral analizado: en concreto, el indicador ha aumentado más de quince puntos porcentuales entre principios de 2011 y mediados de 2016. Esto refleja una mayor rotación de los empleados, consecuencia de la firma de nuevos contratos dirigidos a sustituir a trabajadores que, o bien abandonaron voluntariamente su puesto de trabajo, o bien fueron sustituidos por la propia empresa para mejorar su eficacia.

Este informe, elaborado por la profesora del IESE Marta Elvira y Stefano Visintin, analiza el dinamismo en la empresa y muestra que la mayor flexibilidad en la gestión de personal puede acompañar tanto a fases de expansión como de contracción del número de empleados. Cada mes, las empresas con mayores niveles de dinamismo son aquellas que más han aumentado o reducido su personal, aunque el IDL mide únicamente el volumen de cambios de trabajadores, independientemente del crecimiento o de la disminución del número de empleados.


¿Estabilidad en la creación de empleo?

El Meta4 IDL refleja una estabilidad en la creación de empleo y una reducción en su destrucción en el tercer trimestre del 2016. En la segunda mitad del 2015 existía una tendencia hacia la disminución de la fuerza del crecimiento de trabajo, pero a principios de 2016 ésta vuelve a experimentar un tímido crecimiento que se ha mantenido estable hasta el momento: por cada 100 empleos, han desaparecido 3 y se han creado 5,5. Así, ambos procesos tanto el de creación como el de destrucción de empleo no supera el 10% de los puestos de trabajo.


Fuente: Índice de Dinamismo Laboral Meta4 IDL (noviembre de 2016)
 

Según el informe, la suma de nuevas contrataciones y bajas alcanza el 30%, de los cuales un 19,8% es consecuencia del dinamismo laboral. De estos datos se desprende que a pesar de que los movimientos del mercado laboral crecen a un ritmo histórico, la velocidad en la que se crea y destruye empleo se ha paralizado.


Mayor “Meta4 IDL” en las empresas que crecen

El último Meta4 IDL publicado continúa el análisis, iniciado en la edición anterior, sobre la relación entre el dinamismo y la variación del tamaño de plantilla en las empresas. El índice confirma de nuevo que la movilidad laboral en una compañía está estrechamente ligada a si ésta experimenta una fase de expansión o contracción en el número de sus empleados. Concretamente, este informe revela que el dinamismo es mayor en aquellas empresas que se encuentran en una fase de crecimiento y que apuestan por medidas de flexibilidad en sus plantillas.

El IDL de las empresas que mensualmente registraron un aumento en el número de empleados ha pasado del 3%, registrado en 2010, al 14% en el tercer trimestre del 2016. Mientras que el de aquellas que disminuyeron personal mes a mes creció, de una forma mucho más leve, del 0% a un 5.5%.


Fuente: Índice de Dinamismo Laboral Meta4 IDL (noviembre de 2016)
 

Según José Ramón Pin, profesor del IESE, “al crecimiento del IDL (en aumento desde 2011 con una puntuación de 19,8% en el tercer trimestre de 2016), que indica que las empresas españolas están dinamizando internamente sus plantillas, podemos añadir los datos de crecimiento del PIB (3/3,5%) y los de la EPA, los cuales indican que la economía española está en un momento de crecimiento con un buen dinamismo externo del mercado laboral”.

“Con estos datos se podría adelantar que el mercado laboral está evolucionando hacia una zona de crecimiento sano. Sin embargo, existe el peligro de que si el PIB sigue creciendo y se llegara a ausencia de oferta cualificada de trabajo, se ralentice el crecimiento. De ahí que la formación continua, reciclaje y los planes de educación adecuados (tanto en formación profesional como universitaria) sean requisitos ineludibles para no entrar, tarde o temprano, en una época de frenado en el caso de que la economía, y las empresas, siguieran por la senda del crecimiento”, afirma Pin.

Por su parte, Carlos Pardo, CEO de Meta4: “El fuerte crecimiento del Meta4IDL registrado durante este periodo indica que se está produciendo una flexibilización del mercado laboral. Hasta ahora esta flexibilización parece explicarse principalmente por medidas tomadas por las empresas pero habrá que estar atento a aquellos movimientos voluntarios de los empleados que podrían significar un cambio de tendencia”.


Más información en IESE Insight