Innovación, transformación digital y alianzas para el futuro de la sanidad

23 Encuentro del sector sanitario

28/10/2016 Barcelona

Encuentro del Sector Sanitario

Valuing Health and Finding Its Next Business Model

For more information about the IESE Healthcare Industry Meeting: http://www.iese.edu/en/executive-education/industry-meetings/23-healthcare/ We are on the brink of a new era in healthcare. How can we make value-based healthcare a reality? Should we consider a new business model in this context? What are the opportunities for innovation in this industry?
El sector explora las posibilidades que aporta la transformación tecnológica en el 23 Encuentro Sanitario / Foto: Jordi Estruch

Microlaboratorios con partículas de oro (lab-on-a-chip) o mantas que le transmiten a un bebé prematuro, en la incubadora, la sensación física de la madre. Son sólo algunas de las innovaciones que ejemplifican la revolución que el sector sanitario vive gracias a una intensa transformación digital. Los retos que plantea este cambio y su impacto en la salud han sido objeto de debate en el 23 Encuentro del Sector Sanitario organizado recientemente en el campus de Barcelona, bajo el título “Hacia una sanidad basada en el valor”.

Los cambios que se avecinan en el sector tienen que ver sobre todo con la conectividad. No solo por el hecho de que millones de personas puedan interactuar entre ellas, sino también por la conexión de los ciudadanos a dispositivos, como sucede por ejemplo con los populares wearables y, un paso más allá, por la conexión también posible entre máquinas.

En opinión de Nuno Godinho, director general de software de GE Healthcare, surge “un mar de oportunidades” para el sector sanitario si además de conectar personas conectamos también los dispositivos: “El concepto de internet industrial busca conectar todas las máquinas para que puedan conversar entre ellas”. Algunos estudios calculan que hay 250.000 millones de dispositivos en todo el mundo y la industria sanitaria está atenta a las innovaciones tecnológicas que puedan aplicarse en su campo a partir de esta conectividad sin precedentes y que suponen una oportunidad irrefutable para mejorar la calidad de vida de los pacientes.
 

Repensar el futuro

El caudal de información que almacenan los dispositivos conectados a Internet va a transformar la industria sanitaria. Así lo afirma Javier Olaizola, de IBM Global Business Services: “No es una moda, la transformación marcará una nueva era. Los sistemas sanitarios responden todavía a una realidad social que dejamos atrás y necesitamos repensarlos de cara al futuro”.

Olaizola defiende la necesidad de tener en cuenta la “experiencia del usuario”, un concepto “clave para entender hacia donde dirigimos las nuevas soluciones e inversiones”. La transformación digital, ha subrayado, cambiará la experiencia del ciudadano en cuanto a las listas de espera o en la comunicación con los médicos, que puede ahora darse a través de nuevos canales.

Un ejemplo práctico de innovación revolucionaria para el futuro en el campo sanitario y que puede impactar en el sector de los laboratorios de análisis médicos lo presentó Romain Quidant, investigador del ICREA y líder de un grupo que desarrolla el microlaboratorio con partículas de oro lab-on-a-chip.

El microlaboratorio puede suponer una reducción del coste de muchas pruebas bioquímicas, “que no son complicadas –explica– pero que resultan costosas”. Su investigación “supone un ahorro de tiempo importante que puede salvar vidas”.

Sin embargo, y a pesar de las posibilidades de la innovación, los investigadores a menudo chocan con dificultades que complican la aplicación de sus descubrimientos. “Hay una cierta resistencia al cambio por parte de los médicos y también una falta de comunicación, que es fundamental para desarrollar proyectos innovadores”, apunta el investigador.
 

Tejer alianzas para que todos ganen

Para impedir esta falta de colaboración entre ámbitos es necesario “forjar alianzas” en el sector que garanticen que ambas partes obtengan beneficios. Según Luis Cortina, director general de Siemens Healthineers Spain y vicepresidente de Lab Diagnostics para Europa y África Occidental: “Cuantos más actores participen en estas alianzas, mejor, porque van a ganar todos más, desde el ciudadano hasta la compañía. Si ponemos un objetivo común para todos será positivo para todos también”.

Estos acuerdos deberían servir para superar el conflicto apuntado por Quidant sobre el gap entre investigadores e industria. Para Cándido Pérez Serrano, de KPMG España, “es un fallo que siempre busquemos la eficiencia y pocas veces pensemos en la eficacia”.

“Uno tiene la sensación –afirma Pérez Serrano– de que aquellos que desarrollan la técnica son capaces de avanzar muy deprisa, pero desde la industria no somos capaces de desarrollar modelos de negocio para que los ciudadanos lo disfruten. Nos falta un paso para revolucionar el sistema sanitario”.
 

Cambio de mentalidad

Aunque establecer alianzas sea clave, Timmo Andersen, director general de Boehringer Ingelheim España, plantea algunas de las cuestiones que centrarán el debate de la industria en los próximos años: “Cuando se genera innovación, ¿quién se queda con los derechos de propiedad intelectual? ¿Quién se queda con los beneficios? ¿Cómo logramos ser más ágiles sin que ello obstaculice la innovación o su implementación?

La resolución de estos retos implica necesariamente “cambiar nuestra mentalidad”, apunta la profesora y presidenta del encuentro, Núria Mas. “Los cambios nunca son fáciles y necesitamos un montón de líderes que hagan suyos los proyectos. No nos podemos permitir seguir con el mismo sistema que hasta ahora. Tenemos que pagar no solo en función de los servicios ofrecidos, sino también por el resultado obtenido”.

Según Mas, “la dificultad no radica solo en que haya un win-win, sino que a veces las dificultades vienen porque el win de uno tiene un timing diferente al win del otro, y gestionar estos tiempos también es importante”.