Cinco tendencias empresariales para 2017

Industrialización 4.0, ludificación, desglobalización y populismo, los conceptos que marcarán el nuevo año

02/01/2017 Barcelona

iStock | funky-data

Cinco tendencias empresariales que marcarán 2017

Además de la recuperación económica, 2017 estará protagonizado por la industrialización 4.0, la ludificación, la (aparente) desglobalización y el populismo, al que líderes políticos y empresariales deben hacer frente. Lo explican los profesores del IESE Nuria Mas, Mireia Las Heras, Marc Sachon, Pankaj Ghemawat y John Almandoz.
Industrialización 4.0, ludificación, desglobalización y populismo son algunos de los conceptos que marcarán el 2017 / Foto: iStock | Autor: Funky-data

Además de la recuperación económica, en 2017 cobrarán protagonismo la industrialización 4.0, la ludificación, la (aparente) desglobalización y el populismo, al que líderes políticos y empresariales deben hacer frente. Lo explican los profesores del IESE Núria Mas, Mireia Las Heras, Marc Sachon, Pankaj Ghemawat y John Almandoz.


2017, el año de después de la crisis

A la espera de leves subidas de los tipos de interés, Estados Unidos muestra señales de una recuperación moderada, con una tasa de desempleo de 1,2 desempleados por cada vacante. Europa avanza de forma más lenta y se enfrenta a una posible volatilidad debido al brexit.

Por su parte, Rusia lidera la mejora de Europa Oriental, mientras en Oriente Medio y África, países como Qatar o Nigeria pueden beneficiarse de un leve incremento de los precios del petróleo.

Las perspectivas no son tan halagüeñas para América Latina, muy afectada por la debilidad de Brasil.

La región de mayor crecimiento es Asia, impulsado por la buena marcha tanto de India como de China, a pesar de la ralentización del crecimiento de esta última.

Para hacer frente a la situación geopolítica, la profesora Núria Mas recomienda:

  • Prever un incremento de los precios de materias primas.
  • Contemplar un crecimiento de la volatilidad.
  • Aprovechar el aumento del consumo y la creciente clase media en las economías emergentes.


El viejo CV ha muerto

La digitalización ha cambiado la manera de encontrar y desarrollar el talento. En concreto, la ludificación permitirá implicar a los empleados en el proceso de desarrollar nuevas competencias de una forma divertida y participativa.

La profesora Mireia Las Heras sugiere las siguientes acciones:

  • Buscar de forma proactiva en las redes sociales a sus candidatos.
  • Apoyarse en los empleados como los mejores embajadores para atraer talento.
  • Aprovechar la ludificación para formar a los empleados.


La digitalización total de las fábricas

Aunque la fábrica completamente conectada no verá la luz hasta 2020, en 2017 veremos cómo cobra fuerza la industrialización 4.0 –con tecnologías como la impresión 3D o los robots inteligentes interconectados–, que facilitará a las empresas reaccionar cada vez más rápido a los cambios en la demanda y el entorno.

Según el profesor Marc Sachon, deberíamos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Cada vez necesitaremos menos puestos no especializados.
  • Los pioneros ganarán ventaja competitiva, aunque a la larga la automatización será un estándar.
  • Cada empresa deberá identificar qué le aporta el proceso de industrialización 4.0. Por ejemplo, puede permitirle ofrecer productos personalizados como nunca hasta ahora había podido.


El mito del fracaso de la globalización

Aunque parece que asistimos a un movimiento de desglobalización, los flujos de inversión extranjera directa no han hecho sino crecer. De hecho, el estudio DHL Global Connectedness Index 2016 señala que la conectividad global ha crecido un 8% entre 2005 y 2015.

El profesor Pankaj Ghemawat advierte:

  • Los retos críticos de una estrategia de globalización son tratar con las fronteras nacionales y con los efectos de la distancia.
  • Evitar las estrategias “yoyó” entre la total globalización y la absoluta desglobalización. Situarse en el punto intermedio.
  • Seguir la estrategia de la triple A: adaptación (responder sólo a algunos tipos de diferencias), agregación (reconocer y superar las distancias con estrategias originales) y arbitraje (explotar las diferencias).


Ganar, sí. Pero, ¿a qué coste?

El populismo y el “todo vale” suman adeptos en el terreno político y empresarial, pero los grandes líderes piensan en cómo pueden mejorar la sociedad.

El profesor John Almandoz nos invita a:

  • Considerar qué significa realmente ganar e ir más allá de maximizar las ganancias para el accionista.
  • Pensar en cómo mejorar el ecosistema en el que ha tenido éxito.
  • Apostar por dotar de sentido a su empresa: mejorará su reputación y atraerá talento millennial.
     


Ver vídeo / Descargar infografía