Bajo la brújula de los principios

El CEO del BBVA, Carlos Torres Vila, aconseja a los graduados de la promoción de 2017 del Global Executive MBA a ser “genuinos”

06/06/2017 Barcelona

Carlos Torres Vila (BBVA) | IESE Business School
El CEO del BBVA, Carlos Torres Vila, a los graduados del GEMBA 2017: “Ser genuino también es necesario para tener confianza. El pensamiento de grupo, la inercia y el acomodarse no son nada buenos”. / Foto: Jordi Estruch

“Gracias a mi experiencia, he comprobado que lo más importante para alcanzar el éxito es ser genuino. Es un concepto simple y profundo: se trata de decir lo que se piensa de verdad y no lo que creemos que los demás quieren escuchar”.

Estos fueron los consejos que Carlos Torres Vila, consejero delegado del BBVA, ofreció a los 46 participantes –de 26 países– de la promoción de 2017 del Global Executive MBA, durante la ceremonia de graduación que tuvo lugar en el campus de Barcelona.

“Tener una mentalidad independiente os permitirá tomar las decisiones –difíciles, pero necesarias– para llevar a cabo aquello en lo que creéis”, afirmó el directivo.

El CEO recordó que, en dos ocasiones de su vida profesional, ser genuino fue lo que le permitió mantener la distancia y permanecer fiel a sí mismo, es decir, hacer lo que él consideraba correcto y ético hacer.

En ambos casos, Torres Vila se sintió obligado a abandonar la empresa por cuestiones relacionadas con sus principios. Aunque reconoció que fue esta etapa fue complicada, instó a los graduados a tener el valor de “hacer lo correcto y no lo que más os conviene”; y, sobre todo, a “mantenerse fiel a los valores de la institución y no perder nunca de vista la dirección adecuada”.

“No hay que confundir la lealtad hacia tus colegas con seguir la dirección adecuada”, advirtió. De esta manera, el CEO del BBVA admitió que, en ocasiones, seguir la guía moral propia puede ser arriesgado, porque no siempre puede encajar con todo el mundo. No obstante, por ello no dejó de animar a los participantes: “Es gratificante, tanto moral, como profesionalmente, porque sienta bien y te permite pensar de forma más crítica”.

“Ser genuino también es necesario para tener confianza. El pensamiento de grupo, la inercia y el acomodarse no son nada buenos, sino más bien todo lo contrario”, explicó Torres Vila. Siempre que sea necesario, “discrepar de tus superiores será lo que te haga distinto de los demás. Creedme cuando digo que ser genuino no es tan habitual y su mayor valor se alcanza cuanto más complicada sea la situación”.


Valores sólidos para un futuro mejor

Ignacio Fuente, presidente de la promoción del GEMBA 2017, también quiso recalcar la importancia de permanecer fiel a los propios valores, así como el cambio personal que la experiencia IESE ha aportado a todos los participantes.

“Empezamos el programa GEMBA con diferentes objetivos. Algunos de nosotros aspirábamos a sueños profesionales específicos, otros esperábamos explorar nuevas oportunidades profesionales o una promoción, y otros –como por ejemplo yo– querían dejar sus antiguos trabajos. No obstante, el programa nos ha unido y cambiado a todos y cada uno de nosotros”, explicó Fuente.

El programa GEMBA se desarrolla a lo largo de 16 meses en cinco módulos de trabajo internacionales.

“Cada visita a una empresa, cada viaje a otro continente nos ha enseñado algo completamente nuevo. Estas experiencias de aprendizaje han reforzado nuestros valores y nos han ayudado a convertirnos en mejores personas, y a ser capaces de contribuir a hacer del mundo un lugar mejor”, reflexionó el ya expresidente de clase.

“Hemos puesto a prueba nuestros puntos de vista y debatido sobre el mundo en el que queremos vivir. Y ahora tenemos mucho más que ofrecer a nuestras familias, amigos, comunidades y a toda la sociedad en general”.