Información práctica

Money & Banking

Dinero y banca

Abrir una cuenta bancaria en España es bastante fácil. Hay muchos bancos entre los que elegir, pero el IESE recomienda el Banco Sabadell, especialmente para los alumnos matriculados en el MBA a tiempo completo que deseen solicitar un préstamo, o Bankinter. Ambos ofrecen tipos de interés favorables y servicios para los alumnos del IESE.

Independientemente del banco que elijas, es importante saber que si estás aquí para cursar un MBA a tiempo completo, necesitarás cambiar el estado de tu cuenta, que será de no residente a la llegada y de residente cuando hayas recibido tu tarjeta de residencia. Si cambias el estado de cuenta te ahorrarás comisiones y controles de referencia y antecedentes, obligatorios para las cuentas de no residentes.

Consejos sobre dinero y bancos:

Cambio de divisas: Puedes sacar dinero en los cajeros automáticos con la tarjeta bancaria de tu país de origen hasta que abras una cuenta en un banco local. Antes de venir a España comprueba que tu tarjeta bancaria es compatible con el sistema español. (Por ejemplo, muchos cajeros españoles no aceptan números de PIN de más de cuatro dígitos.) Los cheques de viaje son otra opción hasta que te hayas instalado. Los cheques de viaje de American Express se pueden canjear en la oficina de American Express de Passeig de Gràcia, 101 o la de Rambla dels Caputxins, 74.

Transferencia de dinero desde el extranjero: Transferir dinero a una cuenta bancaria española desde otro país es muy fácil. Sin embargo, cuando debas realizar una conversión entre dos divisas, pregunta antes las comisiones que te cobrarán desde ambos lados de la transacción (el banco extranjero de origen y el banco español de destino).

Tarjetas de crédito: En España se emiten todas las tarjetas de crédito principales y se aceptan en la mayoría de tiendas y restaurantes. Para obtener una tarjeta, necesitas el permiso de residencia. Si no, puedes usar una tarjeta de crédito Visa, MasterCard o American Express extranjeras.

Pago de facturas: La mejor forma de pagar las facturas habituales, como el alquiler, la electricidad o el teléfono, es autorizar el pago directo desde tu cuenta bancaria. Conocido como "domiciliación", este sistema de pago directo es el más común para pagar las facturas mientras vivas en España. Para ello debes ponerte en contacto con tu banco para rellenar los impresos necesarios y comunicar a tus acreedores tus datos bancarios.