Mejora la toma de decisiones dominando la gestión financiera

Para dirigir bien, has de saber de contabilidad y finanzas. Aunque no seas contable ni director financiero, dominar la gestión financiera te ayudará a tomar mejores decisiones. De hecho, difícilmente podrás ser un buen directivo sin entender la información contable de tu departamento 

Además, teniendo en cuenta que una parte importante de la evaluación de tu desempeño dependerá de los resultados obtenidos por tu división, comprender cómo se generan estos resultados es el primer paso para poder mejorarlos.  

Por qué necesitas saber de finanzas para ser un buen directivo 

¿Sabes distinguir el balance de la cuenta de resultados? ¿Tienes clara la diferencia entre beneficios y cash flow? ¿Son lo mismo el flujo de caja operativo que el cash flow por inversiones? Todavía hay muchos directivos que reconocen que la contabilidad es su asignatura pendiente. Entender los conceptos financieros básicos te permitirá tomar decisiones acertadas para el negocio 

Veamos un ejemplo. ¿Puede una empresa con beneficios estar al borde de la bancarrota? ¡Por supuesto! Para entenderlo es esencial tener clara la diferencia entre beneficios y flujo de caja (cash flow). Ambos conceptos son indicadores de la salud financiera la empresa, pero no son sinónimos. 

¿Por qué los beneficios no son suficientes para que el negocio sea viable? El beneficio hace referencia a las ganancias de un negocio y se obtiene tras restar los gastos a los ingresos. Por supuesto, es importante que la empresa tenga beneficios, pero estos no bastan para asegurar su viabilidad.  

Los beneficios no siempre guardan una relación directa con la posición de tesorería de la compañía. ¿Por qué? Porque no tienen en cuenta la variación en el capital corriente ni las inversiones, aspectos que sí contempla el concepto de flujo de caja o cash flow. 

Sin flujo de caja positivo no hay liquidez y la empresa tendrá serias dificultades para hacer frente a sus compromisos de pago. 

“Si no hay cash no hay empresa”, en palabras de Núria VillaescusaSenior Lecturer de Contabilidad y Control del IESE. El cash flow es la sangre de las empresas, esencial para mantenerlas con vida. 

En resumen: para que la empresa goce de buena salud económica y financiera debe tener beneficios y un flujo de caja positivo. 

Más conocimiento financiero, mejores decisiones 

Tomemos seis conocidas empresas: Carrefour, Volkswagen, Google, Telefónica, China Mobile y ExxonMobil. ¿Podrías identificar cuál es cuál viendo únicamente sus cuentas de resultados y balances? 

Algunas preguntas pueden ayudar: 

Carrefour: ¿cuál es el coste de mercancías vendidas (CMV) de este distribuidor que opera redes de hipermercados y servicios de comercio electrónico? ¿Tendrá cuentas a pagar? ¿Deberá financiar a muchos días? ¿Es importante que sus activos tengan rotación? 

Volkswagen: ¿cómo es su margen de operaciones: alto o bajo? ¿Y sus existencias? ¿Cómo y dónde se pueden apreciar las relaciones con los concesionarios y el esfuerzo de financiación que hace este fabricante de automóviles? 

Google: ¿qué tipo de inmovilizado puede tener el archiconocido buscador? ¿Tiene fama de tener problemas de financiación? Según leemos en la prensa, Google ha adquirido un sinfín de empresas a lo largo de los años… ¿tendrá liquidez entonces? 

Telefónica: ¿es una empresa con un endeudamiento alto o bajo? ¿Hay alguna partida que recoja el impacto de la deuda en su cuenta de resultados? ¿Dónde aparecerán los pagos por las licencias de uso de frecuencias? 

China Mobile, el conglomerado de empresas que opera en el mismo sector que Telefónica, pero en China continental y en Hong Kong. ¿Qué diferencias habrá entre operar allí y hacerlo en Europa o Sudamérica? 

Finalmente, ExxonMobil, un fabricante y comercializador de productos petroquímicos básicos entre cuyas divisiones y filiales se incluyen Exxon, Mobil y Esso. ¿Dónde podemos contabilizar sus refinerías y reservas de petróleo? 

Si te inscribes en el programa del IESE Contabilidad y finanzas para directivos no financieros, en formato presencial o live online, serás capaz de responder a estas cuestiones. La comparativa de los estados financieros te permitirá entender mejor las distintas empresas, incluida la tuya propia. Aprenderás a interpretar la información financiera y a crear valor para tu empresa. 

¿A qué esperas para dominar el arte de las finanzas?  

Posts Relacionados