Noticias

A veces la respuesta sí está en el poso del café

Los paseos con los guardas forestales de Kenia inspiraron a Steffen Sauer a crear un negocio que les ayudase en su labor de reforestación y preservación de la fauna

Sauer nos anima a salir de la zona de confort: "Elige siempre la salida que más miedo te dé".

17 de diciembre de 2019

Steffen Sauer (PMD ’19), un ejecutivo alemán cofundador de Ulinzi Conservation Coffee y responsable de la excelencia de procesos en Lilium, dio un giro a su vida tras un viaje a Kenia en 2018.

Trabajó como voluntario con los guardas forestales del país africano, en busca de cazadores y leñadores ilegales. Los elefantes y las zonas arboladas en general están en el punto de mira del mercado negro por la carne de caza, el marfil y la madera. “Ser testigo de la belleza de la vida salvaje y la lucha diaria de los guardas forestales, que se exponen a muchas amenazas y dificultades, me hizo reflexionar”, señala. Mientras observaba la salida del sol sobre el campamento, café en mano, ni por asomo imaginaba que al cabo de un año lanzaría su propia empresa social basada en aquella bebida y que las ventas se destinarían a preservar la vida salvaje de su amada Kenia.

Sin temor a lo desconocido

“Sal de la zona de confort” es uno de los lemas que han guiado la carrera de Sauer. Mientras trabajaba para ZF Group, un proveedor de tecnologías de transmisión y chasis, le surgió la oportunidad de pasar a ser el jefe de producción para la región de Asia y Pacífico. “Si tienes la ocasión de trabajar en el extranjero, hazlo”, dice. “Te cambiará totalmente. Desarrollarás un conjunto de habilidades nuevas y conocerás a personas que dejarán huella en ti o se convertirán en tus amigos”.

Después de pasar tres años en Asia, regresó a Alemania y se puso en contacto con Raabia Hawa, la conservacionista keniana que dirige la Ulinzi Africa Foundation, una organización sin ánimo de lucro que se centra en el bienestar de los guardas forestales y la protección de la vida salvaje. Se inscribió en una de sus iniciativas, Walk With Rangers, que consistía en hacer exactamente lo que su nombre indica durante dos semanas: acompañar a los guardabosques. “Quería involucrarme más. No me bastaba con sentarme en el sofá a ver documentales y hacer donaciones en Navidad”, explica Sauer, para quien fue “una experiencia alucinante”. Ayudó a eliminar trampas para animales y a desmantelar varios hornos en los que quemaban árboles para fabricar carbón. “Incluso atrapamos a un leñador ilegal”, recuerda.

Le impactó que el trabajo de los guardas forestales fuera tan duro y peligroso. Los ataques de los animales salvajes y los machetazos de los furtivos les habían dejado cicatrices… al menos a los que habían sobrevivido y podían contar su historia. “Me llevó algún tiempo asimilarlo”. Pocos de aquellos guardabosques tenían seguro médico, de vida o discapacidad, o recibían algún tipo de asesoramiento sobre el estrés que provoca la muerte de un colega. Aquello le inquietó. Carecían de suministros básicos, como botas, tiendas de campaña y dispositivos GPS, y les faltaba adiestramiento.

Ir al grano

Sauer pensó: “¿Cuál sería una fuente sostenible de financiación para la fundación de Raabia Hawa? ¿Qué producto podría vender que esté vinculado a Kenia y a la preservación de la vida salvaje? ¿Qué es lo que la gente necesita, quiere o hace a diario que se pueda vincular a Kenia y a dicho propósito?”. La respuesta: el café.

Sauer, que acababa de terminar el Program for Management Development (PMD) en el IESE, decidió centrarse en dos de sus otros lemas: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo” y “sigue lo que te hace brillar y el dinero te seguirá a ti”. Respecto al primero, se tomó un año sabático para crear Ulinzi Conservation Coffee.

En cuanto al segundo, comenta: “La cuestión es qué quieres hacer en la vida. Creo que es importante trabajar con un propósito, contribuir a algo más grande, perseguir un sueño (lo que te hace brillar). Si te encaminas hacia ello, el dinero vendrá detrás”.

La idea es vender café de comercio justo, lo que permite que una mayor parte del precio de venta llegue al productor de café. Así se contribuye al desarrollo y la mejora del negocio de los productores, al tiempo que se apoya la vida silvestre y la reforestación en Kenia. Esto se hace a través de socios locales: la Ulinzi Africa Foundation y Seedballs Kenya. “Todos los involucrados reciben la parte que les corresponde, como debe ser”, apunta.

Quería involucrarme más. No me bastaba con sentarme en el sofá a ver documentales y hacer donaciones en Navidad

Además de Raabia Hawa, también se convirtió en socio el hermano de Sauer, que había estudiado un MBA en el IESE: “Tobias ya había mostrado curiosidad por mis viajes. Le gustó tanto la idea que se unió al equipo”. Además, convenció a un compañero de clase, Kai Gradert, para regresar juntos a Kenia y experimentar el programa Walk With Rangers el verano pasado.

Sauer insiste: “Es muy fácil cumplir con lo que ya conoces, pero si te quedas demasiado en las áreas en las que estás más cómodo, te estancarás. Tan pronto como te sientas demasiado seguro, debes cambiar algo, seguir avanzando. Aprendí las lecciones más importantes de mi vida cuando dejé atrás mi zona de confort. Elige siempre la salida que más miedo te dé”.

Siguiendo su propio lema, después de ocho años con ZF Group y en medio del lanzamiento de su nueva empresa de café, Sauer acaba de unirse a Lilium, una startup alemana que está trabajando en un taxi eléctrico volador. Como un guardabosque de los negocios, sigue rastreando nuevas oportunidades.

Una versión de este artículo se publica en IESE Business School Insight #154.

10 propósitos para 2020

Estos lemas de Steffen Sauer (PMD ’19) cambiaron su vida. ¿Podrían cambiar también la tuya?

  1. Sé consistente: defiende lo que crees, pero asegúrate de practicar lo que predicas: esto genera confianza.
  2. Sé tú mismo: sé el tipo de persona que te gustaría conocer en la vida.
  3. Sé inconveniente: no te abstengas de decir verdades incómodas, pero también propón soluciones.
  4. Desafía el status quo: el hecho de que siempre hayas hecho las cosas de cierta manera no significa que sea la mejor manera. Haz pequeñas mejoras todos los días.
  5. Sé el cambio que quieres ver en el mundo: para cambiar a los demás, comienza por cambiarte a ti mismo. Si otros te ven dispuesto a hacer los cambios que les estás pidiendo que hagan, es más fácil para ellos hacer lo mismo.
  6. Sal de tu zona de confort: elige la opción que más te asuste, en lugar de la opción fácil. Eso te ayudará a impulsarte hacia adelante y a desarrollarte más. Si algo no te desafía, no te cambiará.
  7. Acepta el fracaso: todos cometemos errores; lo que importa es cómo reaccionamos. ¿Te quejas y te rindes? ¿O aprendes de tus errores y decides hacerlo mejor la próxima vez?
  8. Sigue el oro y el dinero vendrá: trabaja con un propósito, para contribuir a algo más grande que tú mismo: ese es el oro real; el dinero viene después.
  9. Hazlo con pasión o no lo hagas: solo vives una vez, así que hazlo ahora o nunca.
  10. Trabaja en el extranjero: si tienes la oportunidad, hazlo. Desarrollarás un conjunto de habilidades completamente nuevo, recolectarás impresiones y conocerás a personas en el camino que dejarán huella o que se convertirán en amigos para toda la vida.