Cómo ser un líder hiperconectado

Vivimos hiperconectados. Cada vez pasamos más tiempo en Internet: mensajería instantánea, aplicaciones, correo electrónico…  Los dispositivos móviles nos permiten vivir conectados 24 horas al día, en tiempo real. Ya no imaginamos nuestra vida sin conexión. ¿Cómo impacta la conectividad en la gestión de personas dentro de las organizaciones?

Consejos de liderazgo en un mundo digital 24/7

Aquí te damos cinco claves para ser un líder hiperconectado y poder dirigir a tus equipos con la máxima eficacia, sacando todo el partido a las ventajas del mundo digital y aprovechando su potencial a tu favor y el de la empresa.

hyperconnected leader

Promover la formación

Es más fácil criticar la conectividad que atreverse a desaprender y aprender algo nuevo. Aunque la organización vaya a dos velocidades, y exista una brecha entre los empleados hiperconectados y aquellos que tienen un nivel de digitalización inferior o reniegan de la tecnología, la formación puede ayudar a igualar los niveles.

El mentoring inverso puede ser útil para que los más avanzados digitalmente, aunque muchas veces sean más jóvenes, ayuden a sus compañeros menos digitalizados a ponerse al día en el uso de la tecnología. Todo va muy deprisa y hay que estar dispuesto a desaprender y aprender de nuevo constantemente. Los avances no cesan y los empleados han de entender que perder el tren de la digitalización afecta a su empleabilidad. En muchos casos, se trata de renovarse o morir, profesionalmente hablando.

Ofrece pautas de uso de las redes sociales

Los empleados hiperconectados no temen a la tecnología, pero eso no significa que sepan usar todas las herramientas digitales de forma profesional. Pese a ser early adopters, muchas veces necesitan pautas para usar con criterio las redes sociales: explícales que dejan una huella digital que se puede monitorizar y que puede afectar a su reputación y a la reputación de la empresa.

En lugar de prohibirles conectarse en horas de trabajo, medida que siempre genera rechazo, crea una guía con recomendaciones para hacer un buen uso de las herramientas digitales que les ayuden a gestionar su identidad personal y profesional en Internet.

Does your company have social media guidelines with recommendations for making good use of digital tools? It should. Instead of banning things, create policies that will help employees manage their personal and professional identities on the internet. The guidelines don’t have to be hundreds of pages long; they should be brief and easy-to-follow recommendations.

Flexibiliza el trabajo

Internet elimina las barreras espaciales. La hiperconectividad disuelve las paredes de las organizaciones, que cada vez están más expuestas, y esto les obliga a ser más transparentes. Gracias a las redes sociales, cualquier comunicado interno está a solo un clic de hacerse público. La comunicación interna se externaliza y desaparece la frontera entre comunicación interna y externa. De nuevo, contar con guías de uso de las redes sociales es la clave para evitar malas prácticas por parte de los empleados.

Por otra parte, la conectividad permite trabajar desde cualquier sitio y a cualquier hora. Ante esta realidad, no tiene sentido mantener los horarios tradicionales ni forzar la presencialidad. Cuando sea posible, flexibiliza las formas de trabajo y permite que los empleados diseñen sus propios horarios, siempre con unos objetivos claros y bien definidos.

Proporciona feedback rápido

Los únicos recursos escasos en el mundo hiperconectado son el tiempo y la atención. Los días siguen teniendo 24 horas, pero los contenidos disponibles en la Red aumentan exponencialmente. Las personas hiperconectadas viven en tiempo real y premian la inmediatez. En este contexto, los tempos se aceleran.

No dilates excesivamente el tiempo de espera, responde de forma ágil a las propuestas que te hagan los empleados y proporciónales feedback rápido sobre su desempeño. Es imprescindible aprender a gestionar el tiempo con las nuevas reglas del juego.

Fomenta la horizontalidad

La arquitectura de la Red rompe las jerarquías. Internet sitúa a todas las personas al mismo nivel. Con este esquema en mente, los empleados hiperconectados buscan organizaciones que fomenten las estructuras horizontales y colaborativas.

Promueve la comunicación directa entre directivos y subordinados, crea estructuras horizontales que faciliten la participación de los empleados, fomenta la colaboración de los empleados sin importar el puesto que ocupen en el organigrama.

La hiperconectividad influye en la forma de trabajar y, por tanto, también en la gestión de personas. La incidencia de la conectividad en tu organización dependerá del uso de la tecnología que hagan tus empleados y de la fase de digitalización en la que se encuentre tu empresa los programas de Executive Education del IESE te ayudarán a hacer frente a los desafíos que genera la hiperconexión en la dirección de personas.

Posts Relacionados